Romo es el barrio getxotarra con mayor abstención electoral

Una getxotarra acude a su colegio electoral con sus hijos. / PEDRO URRESTI
Una getxotarra acude a su colegio electoral con sus hijos. / PEDRO URRESTI

Una charla analiza esta tarde en Nagusien Etxea el comportamiento de los getxotarras a la hora de emitir su voto

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Creen más en la política como herramienta práctica quienes más ingresos económicos tienen. Es un fenómeno internacional que tiene su efecto en Getxo, donde Romo lidera el ranking de porcentaje de abstención en las elecciones municipales. Algún distrito de este barrio llega a superar hasta el 45% de personas que ni se acercan a las urnas cuando toca escoger alcalde. Es en la franja paralela a las antiguas vías del tren, entre el aparcamiento de la plaza de La Estación de Las Arenas y Leioa. En la misma zona de este segundo municipio pasa lo mismo. Sobre esas 'Desigualdades y abstención electoral en Getxo' van a disertar hoy dos expertos en el Nagusien Etxea de Romo.

Será a partir de las 18.30 de la tarde cuando arranque la charla-coloquio que ofrecerán San Zubiri y Pablo Rey. El primero pertenece a Zubiak Eraikiz, una plataforma ciudadana por la participación y el cambio social en Euskadi. Pablo Rey, a Montera 34, que es un colectivo que lleva a cabo proyectos de desarrollo web, visualización de datos y arte digital.

Desentrañarán preguntas que se pueden responder teniendo en cuenta las tendencias generales de otros lugares. Lo harán remitiéndose a los datos de las elecciones municipales de 2015. '¿Por qué vota un 70% en el centro de Algorta y solo un 53% en una sección de Romo?' es una de ellas. El caso es que el mapa por barrios ofrece a grandes rasgos ese contraste relacionado directamente con los ingresos y que se repite a nivel internacional.

En Neguri pasan muchos por las urnas. Se dan los niveles más bajos de abstención. Un 35% aproximadamente en las últimas municipales. Le sigue Andra Mari, donde suben cerca un punto, con la media de Algorta situada en un 36,5%. Las Arenas supera por medio punto esa barrera. Se siente la influencia de esa zona de Romo en la media, situado en máximos, con un 45% de abstención. En todas las elecciones -sean municipales o generales-, esa zona es la que registra participaciones más bajas.

Un abismo

«Cuanto más grande es el municipio se da mayor segregación», explica Zubiri. Así que Bilbao se lleva la palma en Bizkaia, pero en Getxo las desigualdades de los ingresos suponen un abismo entre Neguri y algunas zonas de Romo y Algorta. Por ejemplo, en los comicios municipales, la parte que más vota es la correspondiente al centro de Algorta. Y en las zonas de Neguri de mayor poder adquisitivo -la pantalla marítima entre Zugazarte y área de Punta Begoña-, es donde más se va a las urnas en la generales.

Las diferencias entre quien se pasa por las urnas y quien no, por secciones de barrios, puede llegar a máximos de un 20% en Getxo. En los casos más extremos. En parte hay desencanto donde entran menos ingresos. «La clase social influye en el voto, en participar o no. Es un fenómeno global», explica Zubiri. Hay distintos factores a tener en cuenta, pero la renta es crucial a la hora de decirse o no a ir al colegio electoral.