La renovación de Fadura se hará por fases e incluye rehabilitar los frontones

El alcalde, Imanol Landa, y el edil de Deportes, Álvaro González, explicaron qué se va a hacer. /G. U.
El alcalde, Imanol Landa, y el edil de Deportes, Álvaro González, explicaron qué se va a hacer. / G. U.

«Nuestra intención es poner en marcha lo antes posible algunos trabajos que sí urgen afrontar», destaca el concejal de Deportes

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Poco a poco se van conociendo más datos de la remodelación profunda que llevará a cabo el Ayuntamiento de Getxo en Fadura a partir de la próxima legislatura. A la creación de un parque fluvial junto al cauce del Gobela y la construcción de un nuevo campo de fútbol y de rugby con capacidad para 6.000 personas, se suma la rehabilitación integral del edificio de los frontones. Estas son solo algunas de las mejoras que se realizarán dentro de la actualización de la ciudad deportina de Getxo a las necesidades actuales.

Los trabajos requerirán de una inversión estimada que rondará los 20 millones de euros, según transcendió tras la última junta rectora de Getxo Kirolak. En aquella sesión se aprobó el anteproyecto de remodelación, el cual se llevarán a cabo por fases.

En total se transformarán diez espacios actuales de Fadura: habrá más instalaciones cubiertas de pádel y tenis; se mejorará la zona de atletismo, el velódromo y el hockey; las piscinas tendrán una mayor accesibilidad y zonas verdes más amplias; un nuevo edificio multiusos ocupará el lugar de la antigua cervecera, y se habilitarán espacios para la práctica de taichí, yoga o petanca en diferentes puntos del parque público que se habilitará junto al río Gobela.

1.900 aportaciones

El concejal de Deportes de Getxo, Álvaro González, destaca que «las 1.900 aportaciones recogidas durante estos meses se han agrupado en 10 grandes espacios que iremos renovando por fases. Nuestra intención es poner en marcha lo antes posible algunos trabajos que sí urge afrontar. El próximo reto es definir las prioridades de las principales intervenciones arquitectónicas y establecer un calendario» de las obras previstas para renovar una ciudad deportiva que cuenta con medio siglo de vida.