El PNV quiere convertir Plentzia en «referencia» de los deportes acuáticos

Candidatura jeltzale en Plentzia. /PNV
Candidatura jeltzale en Plentzia. / PNV

Los jeltzales también impulsarán la reforma de la zona de la estación y un autobús que una los barrios más alejados con el centro

ALBA CÁRCAMO PLENTZIA.

«Preservar el carácter e identidad de Plentzia» es una de las intenciones del PNV en la localidad. Pero los jeltzales quieren hacerlo mirando hacia el futuro y transformando «la ría, la playa y el casco histórico» en «referencias turísticas» en torno a las que «generar empleo» para que «nuestros jóvenes, si lo desean, hagan de este sector su medio de vida». Por ello, Elixabete Uribarri, si alcanza la alcaldía, impulsará una concejalía específica de turismo y promoción empresarial para llevar a cabo «un plan de actuación» que permita consolidar a la villa marinera como destino vacacional de calidad.

En ese sentido, confían en que «la ordenación de la ría y la creación de nuevos amarres, que esperamos abordará próximamente el Gobierno vasco, nos permitirá convertir a Plentzia en una referencia para la práctica de deportes vinculados a la ría y el mar, convirtiendo la ria y el entorno del frontón Jai Alai en el pulmón deportivo» del municipio.

Uribarri, asimismo, plantea que haya un concejal de barrios, que se encargue de «la creación de mesas de trabajo en las que se traten los asuntos de cada» zona apartada del centro, y «la puesta en marcha de un sistema de transporte que una los barrios alejados y el pueblo». «Esto podía haber sido una realidad este mandato; si no lo ha sido , es por dejación y falta de interés del gobierno de Bildu», subrayan los jeltzales.

Otro de sus objetivos pasa por «ordenar el entorno de la estación, en la que confluyen los usuarios del metro y los escolares que se dirigen a los centros que hay en la zona». Lo consideran «fundamental» para que la localidad «disponga de una vía de entrada más segura para peatones y tráfico». De ahí también que fuera el lugar elegido para la visita que realizó unos días antes de comenzar la campaña el diputado de Desarrollo Económico, Imanol Pradales.

El responsable foral no ha sido, en todo caso, la única figura relevante en acercarse a Plentzia. Aitor Esteban acudió también hace unos días a apoyar a Uribarri, conscientes de que en la villa cada gesto puede decantar la balanza. De hecho, durante la campaña han hecho hincapié en que «cada voto cuenta», como destacó hace unos días el diputado general, Unai Rementeria, quien puso precisamente como ejemplo que, hace cuatro años, dos votos separaron a los jeltzales en la localidad de la mayoría absoluta y terminaron en la oposición.