«Ha quedado bonito, pero es poco práctico y peligroso»

Hosteleros y comerciantes de Berango no están satisfechos con el resultado final de la renovación de la calle Sabino Arana. /I. S. L.
Hosteleros y comerciantes de Berango no están satisfechos con el resultado final de la renovación de la calle Sabino Arana. / I. S. L.

Comerciantes y hosteleros de la calle Sabino Arana de Berango critican el resultado de la renovación realizada en la principal vía del pueblo

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA BERANGO.

Como todo en la vida, un proyecto tan ambicioso como la reurbanización de la calle Sabino Arana de Berango ha generado partidarios y detractores. En este último grupo se encuentran la mayoría de comerciantes y hosteleros de la zona para los que el resultado final de la primera fase ya culminada, a falta de pequeños retoques, «ha quedado bonito pero espoco práctico y peligroso», resume Iñigo Aurrekoetxea, propietario de Auto-Sonido Berango.

A su juicio, echa en falta «separaciones físicas que delimiten las aceras del vial por donde incluso circulan autobuses», en una zona donde se dan cita muchos pequeños y «cualquier despiste puede suponer un susto gordo». También considera que «a los negocios no nos va a beneficiar particularmente, quizás a algún bar».

Mucho más crítica se muestra la propietaria de la farmacia. Pilar de Eguia lamenta que en el Ayuntamiento «no han hecho a mi petición, avalada por más de mil firmas, para que instalen un aparcamiento de frente al establecimiento» para uso de los clientes. En este sentido, recuerda que su negocio «es un centro sanitario al que viene gente mayor con problemas de movilidad y no tienen donde dejar el coche un momento para adquirir sus medicinas porque los estacionamientos se encuentran en la otra punta de la calle».

Por su parte, Imanol Olaortua, al frente del bar Eretza, situado en el tramo más alejado del centro urbano, «a mí no me ha beneficiado en nada, a otros hosteleros les han puesto una zona de terrazas y, en mi caso, aparcamientos». En su opinión el resultado de la renovación del tramo comprendido entre el entronque con Getxo y la estación del metro, «no es nada funcional e, incluso, es peligroso con los coches pasando cerca de las aceras y bidegorris».

Precisamente, la proximidad de los estacionamientos al carril-bici es algo que «nadie puede entender. Para bajarse del coche e ir a la acera, tienes que cruzar por el bidegorri y ya habido algún accidente», apunta Ricardo Nova, titular de la única ferretería existente en la calle. En su caso y el de muchos otros, el mayor perjuicio sufrido fue cuando se cerró la vía al paso de vehículos. «No venía nadie y tuve que cerrar durante mes y medio».

Este corte de tráfico obligado por el cambio del pavimento instalado en un principio al no soportar el peso del tráfico, terminó por desatar el enfado de comerciantes y hosteleros. Itziar, del bar Enebarreba, sostiene que «ese corte no estaba programada de inicio, y lo hacen en verano, la mejor época para locales y comercios. Ha sido un desastre económico». En todo caso y en nombre de todos da las «gracias a nuestra clientela, el esfuerzo realizado durante estos meses de obras para seguir acudiendo a nuestros negocios».

«En esta obra nadie se ha responsabilizado de los errores cometidos ni nos ha pedido disculpas. No ha habido responsables pero si perjudicados», denuncia Luis Gracia, dueño del Frutas Gracia. En su caso y en el de la Peluquería Models, critican la «instalación de los contenedores de basura». «Nos ha tapado la fachada de nuestros negocios, a lo que se suma del olor que debemos soportar», se queja la propietaria del salón de belleza, Olga Cabanza.

En el otro lado de la moneda está el titular de la tienda de golosinas Goxo Denda. En su caso tiene enfrente una de las zonas de juegos infantiles y «los viernes y fines de semana vienen a pasar el rato muchos críos con sus padres».

El debate también está a pie de calle. Laura Expósito se muestra «encantada» por como ha quedado la calle. «Da gusto pasear con las aceras tan anchas. En conjunto está más bonito». Una postura que no es compartida por Ángel Aurrekoetxea «no me parece bien haberse gastado tanto dinero para esto. Además, las zonas verdes se van a convertir en un 'kakaleku' para los perros».

Temas

Berango
 

Fotos

Vídeos