Los problemas de la Nagusien de Romo llegan a las Juntas Generales

Protesta de los mayores de Romo en un pleno de Getxo. /T. I.
Protesta de los mayores de Romo en un pleno de Getxo. / T. I.

Podemos y EH Bildu piden en una proposición no de ley que se respete la voluntad de los mayores y no se derribe su sede

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

La controversia con el Nagusien Etxea de Romo llegará a las Juntas Generales el lunes. Será de la mano de EH Bildu y Podemos, que apoya de lleno las movilizaciones llevadas a cabo por las personas mayores contrarias al traslado de la sede del Hogar del Jubilado de este barrio a la tercera planta de la Kultur Etxea de Romo. Esa es la pretensión del equipo de gobierno de Getxo -formado por PNV y PSE-, cuyo plan es demoler ese edificio junto al que fue el anterior euskaltegi y a la antigua Aula de Cultura de la barriada. El objetivo es construir pisos de protección oficial en esa zona, tal y como dejó bien por sentado en el último pleno municipal el portavoz socialista, Txefo Landa.

La última andanada lanzada por los usuarios de estas instalaciones que no quieren trasladarse, consiste en aprovechar las herramientas que les da el propio Ayuntamiento. En concreto, se trata de los presupuestos participativos que recogen las sugerencias vecinales y a los que el gobierno local destina un millón de euros. Piden a la ciudadanía que se destinen fondos a «garantizar el buen funcionamiento de la Nagusien».

Podemos -firma que en el Ayuntamiento lleva el sello Guk- y EH Bildu piden que se apoye a estas personas en todas las reivindicaciones planteadas y en las protestas que han llevado a cabo, desde un encierro de varios días que abandonaron recientemente, a las manifestaciones que han promovido.

Tanto para Guk como para la coalición abertzale es preciso hacer caso a los mayores. Los partidos de la oposición están abiertamente a favor de que los jubilados sigan en la sede en la que ha funcionado durante más de 30 años en la calle Lope de Vega.

 

Fotos

Vídeos