La Policía tendrá dos desfibriladores más para asistir infartos en Getxo

Los agentes disponen de uno portátil desde el año pasado, que se suma al de Protección Civil y al instalado en la comisaría

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Cuando una persona sufre un ataque cardíaco, los cinco primeros minutos resultan vitales y pasados diez, las posibilidades de supervivencia son casi nulas. Los policías suelen ser los primeros servicios de emergencia en llegar al lugar del incidente. Por este motivo, cada vez está más extendida la necesidad de dotar a los coches-patrulla de equipos automáticos de desfibrilación, que pueden conseguir de una forma rápida y sencilla que un corazón vuelva a latir. Ahora, los policías de Getxo, que patrullan con uno de estos aparatos desde el año pasado, tienen a su disposición dos más. Son portátiles y podrán ser incorporados a diferentes vehículos policiales. A estos se sumará el que ya tenía Protección Civil desde hace al menos una década y el que está instalado en la comisaría.

Además de estos dos nuevos dispositivos para los agentes, el Ayuntamiento ha adquirido otros dos que serán colocados en edificios concurridos. El hall del Getxo Elkartegia, y el Nagusien Etxea disponen ahora de estos dispositivos capaces de salvar vidas.

El Consistorio ha gastado 6.728 euros en estos nuevos desfibriladores semiautomáticos, que pueden ser utilizados por cualquier ciudadano en caso de que una persona sufra una parada cardiorrespiratoria o muerte súbita. Los equipos cuentan con las indicaciones precisas en una pantalla. No obstante, el personal municipal recibirá formación para conocer las características y las pautas de uso de los equipos instalados y familiarizarse con los mismos, además de nociones sanitarias. El primer paso es comprobar el nivel de consciencia. «Cuando la persona no responde a ningún estímulo verbal o doloroso, como un pellizco, se encuentra en parada cardiorrespiratoria».

Fabricados en Ermua

«El único tratamiento eficaz contra la fibrilación ventricular es la desfibrilación eléctrica precoz, por lo que la participación de la primera persona interviniente es fundamental», apuntaron desde el Ayuntamiento. Con las últimas adquisiciones, Getxo ya suma 23 desfibriladores en diferentes edificios municipales y se posiciona como municipio cardioprotegido. En julio del año pasado, el Consistorio compró 15 aparatos que se añadían a los cuatro ya existentes. Los colocaron en el palacio Santa Clara, el edificio de la calle Urgull -donde están ubicados los Servicios Sociales, Juventud y Comunicación- , en la Casa Encantada... El modelo de DEA adjudicado a la empresa vizcaína Bexen Cardio, único fabricante estatal de desfibriladores con más de 35 años de experiencia en el sector, se denomina Reanibex-300. Este desfibrilador, diseñado y fabricado en Ermua, es un equipo de última generación que destaca por su facilidad de manejo ya que dispone de una amplia pantalla de ayuda para realizar la reanimación.