Plentzia retirará las medallas de la villa a personalidades franquistas

El gobierno local ha incluido una partida en los presupuestos para analizar el papel del Ayuntamiento durante la dictadura

T. BASTERRA PLENTZIA.

El equipo de gobierno de Plentzia quiere saldar una cuenta pendiente de este ayuntamiento: saber el papel que desempeñó durante la dictadura franquista en cuestiones como la confiscación de bienes privados a parte de sus vecinos o en la posible anulación de algunos juicios. Para conocer cuál fue la labor de esta administración local de Uribe Kosta durante aquellas décadas el ejecutivo municipal de EH Bildu prevé incluir en el borrador de presupuestos para este 2019 una partida para contratar a una empresa especializada y que se encargue de este análisis.

Lo que sí quiere abordar antes el actual equipo de gobierno es eliminar una serie de reconocimientos y distinciones que entregó el Ayuntamiento a diferentes personas relacionadas con el franquismo durante la dictadura.

La labor se inició ya a principios de la década de los 80, cuando desde el Consistorio se procedió a renombrar la mayoría de calles de la localidad. En 2008 se dio un paso más con la reivindicación de la memoria de tres represaliados de Plenztia en 1937 -Rafael Melique y Ramón Bilbao fusilados, y Andrés Gangoiti fallecido en prisión-.

De forma más reciente se quitaron de la antesala del salón de plenos las fotografías de los alcaldes del municipio durante la etapa franquista y ahora se quiere ir más allá. El gobierno local quiere retirar los títulos honoríficos y medallas concedidos a diferentes personalidades franquistas. Ya se ha identificado a tres de los galardonados. Se trata de José Olano Rodríguez, Fernando de Ibarra y López de Doriga y José Daniel Lacalle Larraga. El primero fue alcalde de la localidad en diferentes periodos entre 1912 y 1954: fue nombrado hijo adoptivo y benemérito de Plentzia y se le dio su nombre a una calle. El segundo, presidente de la Diputación de Bizkaia entre 1967 y 1969, recibió la medalla de oro al mérito de la villa. A Lacalle se le otorgó la misma presea en su calidad de ministro del Aire, cargo que ocupó este veraneante de Plentzia entre 1962 y 1969.

El ejecutivo local confía en que el estudio que encargará a una empresa externa, siempre que salgan adelante los presupuestos, aclare también si persiste alguna otra persona más vinculada al franqusimo al que se le concedió algún tipo de distinción durante la dictadura y que haya pasado desapercibida hasta ahora. En caso de ser así se actuará del mismo modo, atendiendo las recomendaciones de la comisión técnica para la retirada de simbología franquista en el País Vasco.