Plentzia aplaza la creación de tres zonas para que los perros jueguen sueltos

Un perro pasea suelto por la ría de Plentzia en marea baja. /EL CORREO
Un perro pasea suelto por la ría de Plentzia en marea baja. / EL CORREO

El Consistorio estudiará otros emplazamientos después de que vecinos, Gorliz y Costas alegaran contra los previstos en la playa, Legarrondo y Gaminiz

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA

El equipo de gobierno de Plentzia, de EH Bildu, quería aprobar en el último pleno de la villa la creación de tres zonas para perros sueltos en la playa, Gaminiz y el parque Legarrondo. Pero la decisión fuer aplazada para estimar las alegaciones presentadas por el departamento de Costas, Ayuntamiento de Gorliz y vecinos. La alcaldesa en funciones, Haizea Agiriano, reconoció que esta medida tenía como objetivo «dar visos legales a una situación que se viene produciendo», como es la presencia de canes sueltos en estas zonas del municipio.

Por este motivo, no descartó «estudiar otras ubicaciones para que los perros puedan correr y hacer deporte, dos de sus necesidades básicas». La portavoz del Grupo Independiente, Keltse Macias, apuntó que «si bien estamos de acuerdo con esta medida, los tres emplazamientos elegidos no son los mejores». «En ningún momento habéis aportado alguna sugerencia de dónde se deben instalar», reprochó Agiriano.

Además, el pleno aprobó la firma de un convenio con el Departamento de Vivienda del Gobierno vasco para la gestión de cuatro viviendas municipales en régimen de alquiler social. La medida tendrá efecto inmediato en dos de los pisos ubicados en la calle Genaro Urrutia, mientras que los dos restantes situados en la calle del Cristo y Portaletas, fueron declarados no aptos por los técnicos del Ejecutivo vasco y deberán ser sometidos a reformas antes de salir al mercado.

570 euros al mes

El Consistorio recibirá 570 euros al mes por cada una de las dos viviendas en óptimas condiciones «tanto si pagan o no los inquilinos», apuntó la alcaldesa en funciones. Además, la duración del acuerdo será por el plazo de seis años obligatorio, si bien en el caso de las restantes podrá anularse el convenio en caso que el Ayuntamiento los busque otro destino. También ambas administraciones han alcanzado otro acuerdo para «movilizar la vivienda vacía» en la villa marinera de cara a que sus propietarios «puedan participar en el programa Bizigune, destinado a fomentar el alquiler social».

Por otro lado, los votos del PNV y de los Independientes fueron suficientes para echar para atrás una propuesta de EH Bildu, para dejar sin efecto la posibilidad de adjudicar en régimen de alquiler por periodos de tres meses las plazas del aparcamiento de Azurtegiondo. Según los datos ofrecidos por el gobierno local «la tramitación por un plazo tan corto genera un trabajo extra en la Oficina Técnica». Argumentos que no convencieron ni a nacionalista ni a independientes. La portavoz 'jeltzale' Elixabete Uribarri, defendió «mantener la posibilidad de alquilar por tres meses y más en la temporada de verano, teniendo en cuenta que en Gorliz se ha implantado la OTA»

 

Fotos

Vídeos