GUK pide «respeto» para el pinar de Azkorri durante la fiesta de las paellas de Aixerrota

Zona de 'El Bronx tras una jornada de paellas'. / P. U.
Zona de 'El Bronx tras una jornada de paellas'. / P. U.

La zona, aunque fuera del recinto festivo, queda afectada por la presencia de cuadrillas que se reúnen allí

TXEMA IZAGIRREGETXO.

Guk reclama «respeto» para el pinar de Azkorri durante la celebración de las fiestas de las paellas de Aixerrota. La petición llega después de que se produjese un incendio en una de las pasadas ediciones, en esta zona conocida popularmente como 'El Bronx', que está fuera del recinto festivo del certamen organizado por la asociación Itxas Argia. Allí acuden decenas de cuadrillas de jóvenes, algo que también es tradicional en Getxo desde hace muchos años.

El portavoz de Guk, Kike Prada, requiere concienciar a estos jóvenes para que actúen respetando el medio ambiente y este pinar costero. Los responsables políticos de la localidad saben que prohibir el acceso a la zona sería una medida muy impopular, por lo que apelan al civismo.

«Desde Guk nos gustaría hacer un recordatorio de la necesidad de que el mantenimiento de la fiesta popular de paellas en el Bronx se base en un mayor respeto al medio y al entorno en el que se celebra», resaltó Kike Prada, que durante la pasada legislatura, presentó varias mociones en ese sentido.

Medidas

De hecho, el Ayuntamiento de Getxo ya ha puesto en marcha varias medidas para atajar el caos que se crea. Así, se trató de poner en marcha acciones para que los vehículos de urgencias y bomberos tuviesen acceso a la zona. Eso incluyó la acotación de la zona en la que se podían levantar chabolas, de modo que se abrieron caminos de mayor anchura para los vehículos pesados.

Aparte de eso, se desarrolló una campaña de recogida de basuras para fomentar el reciclaje. En ella, se solicitan a los jóvenes que no echasen los envases a otros lugares que no fuesen los contenedores. Incluso hubo personal para recoger envases de las casetas. Estas iniciativas tuvieron un éxito relativo y los actos incívicos se mantienen. De esta manera, ya se ha hecho habitual que cientos de latas y de botellas aparezcan esparcidos por el suelo al día siguiente de la fiesta.

Prada indicó que es «conviene recordar que tras años de petición, ya en 2018 asociaciones vecinales y ecologistas como Auzokideok, Ekologistak Martxan y Eguzki exigieron medidas e incluso presentaron una denuncia». Los colectivos mantienen su «no al cemento en las campas», y piden que se «faciliten -a las cuadrillas- técnicas constructivas más respetuosas como el mecanotubo».