Los ositos se van de marcha

Los ositos con alcohol que han recibido el premio Wanted. /ositos&co
Los ositos con alcohol que han recibido el premio Wanted. / ositos&co

El Ayuntamiento de Getxo apoya con 10.500 euros unas gominolas con alcohol creadas por tres jóvenes vizcaínos

T. BASTERRA / T. IZAGIRREGETXO

Todo comenzó hace dos años. Ane Fernández y Tamar Gigolashvili estaban en una casa con varias amigas. Era una noche de fiesta más. Tenían alcohol y gominolas. Y entonces se les ocurrió la idea: unir ambos productos en uno. Hicieron diferentes pruebas, consultaron a expertos de la Universidad del País Vasco, de escuelas de hostelería... Con su asesoramiento lo consiguieron. Dieron con la fórmula que perseguían para poder crear lo que estaban buscando: ositos con alcohol.

El pasado verano dieron un paso más. Empezaron a anunciar su producto a través de internet y las redes sociales. Querían conocer qué aceptación tenía antes de comenzar a producirlo en serie para su comercialización. «Era como una especie de estudio de mercado para ver la respuesta de la gente. Vimos que a la mayoría también les parecía, como a nosotras, una manera divertida de consumir alcohol», recuerda Tamar Gigolasvili. Se decidieron a seguir adelante, se sumó al proyecto el también vizcaíno Ander Méndez y juntos comenzaron a elaborar estas gominolas en colaboración con una compañía de Burgos.

Ofrecen tres sabores –fresa, naranja y piña–, cada golosina tiene un porcentaje de alcohol del 19% y se distribuyen por internet en cajas de aluminio. Una lata contiene medio centenar de unidades. «Trasladado a copas 17 ositos equivalen a un cubata», explica una de las creadoras de estas peculiares chucherías dirigidas a mayores de 18 años. Ellas recomiendan, con un punto de humor, «dosificar su consumo para no acabar como una cuba».

Esta iniciativa empresarial acaba de ser premiada por el Ayuntamiento de Getxo. El proyecto es uno de los finalistas en el concurso de ideas Wanted y recibirá una subvención de 10.500 euros para apoyar su desarrollo. Estos ositos borrachos aptos para veganos no contienen gluten. Están hechos con alcohol de Melaza «el mismo que se utiliza para elaborar la ginebra». «Una vez en la boca mantienen el sabor de la gominola», recalcan sus jóvenes creadoras, de 23 y 24 años de edad. Por el momento han distribuido más de 250 latas. Se pueden adquirir por internet a 9 euros cada una. «El 80% de lo que producimos lo vendemos en Euskadi».

Ellas también han colaborado con bares de copas para incluir sus chucherías dentro de nuevas propuestas de cócteles. Y hay cocineros que les han hablado de la posibilidad de utilizarlos como un ingrediente más en propuestas de postres de nueva creación. Ven con buenos ojos cualquier idea que pueda ser complementada o mejorada con sus ositos.

Estas chucherías no son las únicas premiadas por el Ayuntamiento de Getxo. A través del su Servicio de Juventud y del área de Promoción Económica ha reconocido a otros cuatro proyectos empresariales impulsados por jóvenes.

GetxoEXP, creado por Itxaso Bereistegi y Karla Crego, es una iniciativa sociocultural para el fomento de experiencias y exposiciones de diferente temática. Ligado a GetxoArte recibirá una subvención de 10.000 euros.

Oreka, de Denis Ugalde y reconocida con 7.500 euros, es una plataforma para la recuperación de alimentos que pone en contacto a los agentes donantes de los excedentes alimentarios con las entidades benéficas sin ánimo de lucro con el fin de generar un efecto positivo a nivel social y ambiental.

Wanted también ha premiado con 10.000 euros al cortometraje de ficción Hondale, que da visibilidad al municipio, y con 5.115 a un proyecto para ensalzar la trayectoria vital, el conocimiento adquirido y el relato de las personas mayores.