Las obras en una de las principales entradas a Getxo obligan a desviar cientos de coches

El tráfico estará desviado hasta la semana que viene. /TXEMA IZAGIRRE
El tráfico estará desviado hasta la semana que viene. / TXEMA IZAGIRRE

La canalización del saneamiento y otros servicios en Venancio corta el tráfico entre la rotonda de acceso de Andra Mari y Aldapa

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Las obras de canalización de la red de saneamiento de la urbanización de Venancio han obligado a cerrar el paso del tráfico entre la rotonda de acceso a Andra Mari y la del barrio de Aldapa. Cientos de automovilistas se tienen que desviar a diario por esta intervención, que seguirá vigente la semana próxima, cuando se calcula que terminarán unos trabajos de urbanización que incluyen la canalización de las aguas procedentes de las lluvias, servicios de telefonía, luz y demás.

El tajo afecta a la propia rotonda de Aldapa, donde se trabaja dentro de la zona vallada y por donde pasan cientos de vehículos a diario en dirección a Avenida de Los Chopos y Neguri. Los automovilistas que van en sentido Bilbao-Algorta, deben desviarse hacia Sarrikobaso y acceder por las inmediaciones de la iglesia del Redentor a Aldapa.

En el polígono de Venancio se construirán ocho bloques de pisos. De esas viviendas, 54 serán de protección oficial, en régimen de venta, y las construirá el Gobierno vasco. 2,3 millones costará este tajo de la urbanización, que concluirá para enero de 2020. Ese montante supondrá preparar todas las acometidas de servicios de suministros, y acabar los viales y aceras. La pretensión de los responsables municipales es que Visesa arranque con la construcción de las VPO a principios del año próximo, según comentó el responsable de Urbanismo, Joseba Arregi.

Obras en Zientoetxe

Por otra parte, los trabajos de pavimentación de la carretera de Zientoetxe, en Andra Mari, obligan a realizar cortes de carril desde hoy y hasta el martes próximo. Las tareas de las dos primeras jornadas consistirán en preparar la superficie del vial, lo que obliga a prohibir el tráfico en un sentido. En cualquier caso, habrá personal para regular la circulación, que será por el otro carril.

A partir del lunes, se realizarán las labores para restituir y homogeneizar la superficie pavimentada. En este caso, se colocarán semáforos para dar paso a los vehículos. Posteriormente, «se seguirán realizando trabajos para restituir la señalización horizontal y rematar la actuación», según informaron desde el Ayuntamiento.