Las obras del parking del metro en Ibarbengoa acabarán en verano

Vista del recinto de las obras. / MANU CECILIO
Vista del recinto de las obras. / MANU CECILIO

La contrata de los trabajos finaliza la fase de excavación, la más molesta para los vecinos. La estructura empezará a tomar forma en febrero

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Las obras de excavación de Ibarbengoa ya han concluido. La fase más molesta para los vecinos, que suscitó tantas protestas, dará paso a la de construcción de la estructura de hormigón, de tres plantas, con plazas para 304 vehículos, siete de ellas para personas con movilidad reducida. «Para verano, el parking estará acabado», informaron fuentes del Consorcio de Transportes de Bizkaia, antes de matizar que «en febrero se empezará a colocar la estructura prefabricada y los pilares». Después, se realizarán comprobaciones y se pondrá en funcionamiento la estación cercana, cuya construcción finalizó en 2012. La entidad consorciada apuntó que los plazos se están ajustando al calendario previsto y mira al cielo para que no se produzca ningún tipo de retraso: «Cuanto menos llueva mejor», matizó un portavoz.

El enorme agujero excavado ya se ha empezado a rellenar con grava. Este material tiene una finalidad drenante, y sirve para que el agua no se quede estancada en la base y cause problemas de humedad en la estructura. Así se pone fin a la etapa más polémica de los trabajos para hacer realidad este aparcamiento para clientes del metro. La nueva fase de las labores reducirá las molestias causadas por los trabajos durante la excavación, que incluyó tareas nocturnas para colocar pantallas que sujetaran el terreno. Las enormes vibraciones generadas llevaron a los vecinos de las casas cercanas a interponer prácticamente una denuncia diaria para que se parasen. La Policía Municipal realizó mediciones en las que quedaba patente que se sobrepasaban los límites de ruido permitidos por la ley. Su puesta en marcha «sacará a miles de coches de la carretera», según apuntó el propio alcalde, Imanol Landa, que defendió que permitirá aparcar «por unos 70 céntimos al día». Dará servicio a municipios de Uribe Kosta con menos frecuencias de suburbano y a personas que viven alejadas de las estaciones o no tienen metro en su pueblo, como por ejemplo, a vecinos de Gorliz y Barrika.

Manifestaciones, desalojos y sabotajes en rechazo al tajo

La estación de Ibarbengoa está lista desde 2012. Pero el proyecto del parking no se adjudicó hasta finales de 2017 y cosechó el rechazo de los vecinos, que creen que el parking será el primer paso para llenar de cemento Andra Mari. El colectivo Tosu Betirako protagonizó una acampada de dos años de duración. Hubo varias manifestaciones y se produjo desalojo de cerca de medio centenar de personas por parte de la Ertzaintza. Las protestas siguieron con el derribo de la protección perimetral. Eso obligó a instalar otra más rígida que no evitó que el 10 de marzo se produjese un sabotaje. Unos desconocidos cortaron de madrugada hasta 30 postes metálicos para tirar buena parte del cierre al suelo.