Las obras nocturnas en Ibarbengoa superaron los niveles máximos de ruido permitidos por la ley

Un juez decretó su «paralización inmediata» apenas unas horas después de que ETS diese por finalizada esta fase de los trabajos

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

La justicia ha determinado que obras nocturnas del aparcamiento de Ibarbengoa para afianzar el terreno junto a las vías superaba los niveles máximos autorizados por la normativa municipal. El juzgado número 3 de lo contencioso-administrativo de Bilbao ha estimado la denuncia presentada por un vecino de una vivienda cerca y ha decretado «la suspensión inmediata» de unos trabajos que finalizaron el pasado 6 de julio, una semana antes de lo previsto y apenas unas horas antes de que emitiese el auto del juez, según detallaron fuentes de Eusko Trenbide Sarea (ETS).

El magistrado ha dado por buenas las mediciones realizadas por la Policía Local de Getxo en la vivienda de uno de los vecinos denunciantes cada una de las noches que duraron las obras. Los ruidos que generaron los trabajos para clavar en el terreno unas tablestacas de 11 metros de longitud oscilaron entre los 40 y los 100 decibelios, siempre por encima de los 30, como máximo, que establece la normativa municipal para el horario nocturno.

Desde la plataforma vecinal Auzokideok cargan contra ETS y el Ayuntamiento de Getxo. Incluso afirman que el juez ha estimado «la posible irregularidad en el proceso de concesión del permiso por parte del alcalde» al emitirse «tres días después del inicio de los trabajos». Según Auzokideok, el letrado da por entendido que ese tajo no debería de haberse llevado a cabo «por la falta de urgencia».

Desde el gestor ferroviario vasco recuerdan que se cambió el método de trabajo para fijar el terreno, ya que el utilizado finalmente permitía reducir los plazos a la mitad. Incluso se ha tardado bastante menos, ya que la conclusión de esta fase de las obras estaba prevista para el viernes 13. «Cada uno es libre de pensar lo que quiera. La realidad es que los trabajos se concluyeron en la noche del jueves 5 al viernes 6 de julio, y el auto del juez tiene fecha 6 de julio», incidieron desde Euskal Trenbide Sareak.

Por su parte desde el Ayuntamiento de Getxo el responsable de Urbanismo, Joseba Arregi, insistió en que al depender la obra de un organismo supramunicipal, como es el Gobierno vasco, a la Administración local no le corresponde conceder licencias. Solamente «tramitar una autorización para ejecutar los trabajos de noche». El concejal jeltzale quiso dejar claro que en ningún caso el tajo es de responsabilidad municipal.

Desde Auzokideok opinan de otra manera y no descartan emprender acciones legales tras el último fallo judicial que ratifica irregularidades en estas obras por superar los niveles máximos de ruidos permitidos. También estiman que supone un precedente legal de cara al resto de las obras previstas en la zona. En Ibarbengoa están en marcha los trabajos para construir un aparcamiento junto al metro con capacidad para 304 vehículos distribuidos en tres alturas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos