Movilizaciones en Gorliz tras retirar el Gobierno vasco el bus escolar a los niños de 2 años

Varios padres se concentraron en la mañana de ayer con pancartas en el exterior del colegio de Gorliz. / E. C.
Varios padres se concentraron en la mañana de ayer con pancartas en el exterior del colegio de Gorliz. / E. C.

Las familias buscan el apoyo de otros padres de Bizkaia con la misma problemática para organizarse como plataforma de afectados

T. BASTERRA / I. S. DE LUNA GORLIZ.

Numerosas familias de Bizkaia se han visto afectadas por la decisión de Gobierno vasco de retirar el transporte escolar a los niños de 2 años que cursan estudios en la red pública. Una medida que, según el Ejecutivo autonómico se debe a cuestiones de seguridad ya que no está garantizado que los pequeños dispongan de sillas homologadas y sujeciones ajustadas a su peso y edad. La decisión ha dejado en una difícil situación a gran cantidad de padres y madres. Este es el caso de Gorliz. Allí son seis los pequeños de 2 años que iban a utilizar el bus escolar para acudir a clase. Durante las pasadas semanas habían estado realizando la adaptación, pero no fue hasta hace unas jornadas cuando les comunicaron desde el centro escolar la decisión del Gobierno vasco.

Ayer los padres de estos niños, apoyados por otras familias, se manifestaron ante el colegio para mostrar su rechazo a esta decisión y avanzaron que han iniciado ya una campaña a través de las redes sociales para tratar de reunir el apoyo de otros afectados por la medida en distintas localidades de Bizkaia. La idea es constituirse en plataforma o asociación.

La decisión del Gobierno vasco se apoya en el decreto por el que solo tienen derecho a utilizar el transporte escolar los niños a partir de tres años, una normativa que no se había aplicado hasta ahora. En Euskadi el 90% de los niños de esa edad están escolarizados. La prohibición ha tenido, por ahora, mayor incidencia en Bizkaia que en Gipuzkoa o Álava. En los centros concertados no han puesto pegas a los pequeños por viajar en los buses escolares.

Las familias afectadas en Gorliz ven muchas lagunas en la ampliación del decreto. «Hemos hablado con la DGT y nos aseguran que con los cinturones ya existentes en los autobuses escolares es suficiente. Además hay casos de niños de 2 años nacidos en enero que no pueden subir al bus, mientras que otros también de 2 años, pero nacidos en noviembre o diciembre del año anterior si lo pueden hacer», señalan. A esto se suma el trastorno para algunas familias que ven como sus hijos mayores pueden hacer uso del transporte escolar, mientras que al pequeño lo tienen que llevar en coche.

Desde la Mancomunidad de Uribe Kosta explicaba ayer que esta entidad comarcal carece de competencias en materia de educación. Su presidenta, Anabel Landa, apunta que, en caso de que las administraciones presenten reclamaciones al Gobierno vasco, estas deben realizarlas los propios ayuntamientos.

EH Bildu avanzó el lunes, a través de su parlamentaria Rebeka Ubera, que solicitarán al Ejecutivo de Lakua que garantice el transporte escolar para todos los alumnos. «El derecho de sus hijas e hijos a la educación está en cuestión porque de esta manera la conciliación de vida familiar y laboral es casi imposible cuando trabajan los padres y las madres. El lehendakari dice que hay que ampliar las ayudas a la conciliación, pero su Gobierno hace justo lo contrario. En vez de dar facilidades, pone obstáculos», señaló Ubera.

Los alcaldes de Izurtza, de Mañaria y Elorrio han anunciado su intención de ayudar a las familias y centros afectados.