Loiu aprueba el mayor presupuesto de «su historia»

Parte de Hariztondo-Txiline, donde está previsto construir, . / J. A. B.
Parte de Hariztondo-Txiline, donde está previsto construir, . / J. A. B.

La Corporación da luz verde a unas cuentas que crecen un 6% respecto al año anterior, hasta rozar los 4 millones de euros

Eva Molano
EVA MOLANO

La Corporación de Loiu aprobó ayer, sin ningún voto en contra, los «mayores presupuestos de la historia de Loiu», según el propio alcalde, Josu Andoni Begoña. Los ediles del Ayuntamiento dieron luz verde a unas cuentas que crecen un 6% respecto al del año anterior y que han llegado, además, acompañadas por una congelación de las tasas y tributos municipales. El regidor también destacó que el Consistorio sigue manteniendo deuda cero.

El presupuesto del próximo año prevé inversiones por valor de 320.000 euros. Destaca la consignación destinada a finalizar los trámites urbanísticos para poder construir en la zona de Hariztondo-Txiline, donde se concentrará el crecimiento residencial del municipio tras más de 20 años de parón por las restricciones que imponía el aeropuerto. El Plan General de Ordenación Urbana fue aprobado hace cuatro años y prevé en esta zona un máximo de 450 viviendas, de las que al menos un 11% serán de VPO. El área a desarrollar en Loiu es la prolongación natural de la trama urbana del barrio de Zabaloetxe. Se encuentra al norte de este núcleo de población, en la franja oeste del municipio. Y se extiende «desde el trazado actual de la carretera de Unbe (BI-2704) hasta Kukuku Bidea.

«Ha pasado mucho tiempo sin poder edificar debido a diferentes obstáculos que teníamos que cumplir», explica Begoña. A día de hoy, «hemos finalizado la evaluación ambiental y también el estudio aeronáutico del plan parcial. El último paso es el planeamiento urbanístico final, con la reparcelación de la zona y el denominado plan de actuación urbanística (PAU) sobre la primera de las dos unidades de ejecución del sector, documentos a los que se destinarán 200.000 euros.

Frontón y bidegorri

El ámbito tiene casi 15,7 hectáreas, donde se levantarán hasta 450 viviendas. Sus dos sectores estarán separados por el arroyo Aransutegi. Esto permitirá que su desarrollo se adecúe «a la demanda generada».

Las viviendas que se prevén allí serán de baja altura. Cuatro plantas como máximo. Se prohibirá cualquier actuación perjudique al cauce, salvo aquellas que sean necesarias para la implantación de los puentes y pasarelas peatonales previstos. El Ayuntamiento impulsa esta iniciativa para dar respuesta a una demanda. «Los vecinos y familias nos piden vivienda para el relevo generacional de nuestro municipio y que los hijos de Loiu no tengan que marcharse a vivir fuera de aquí».

Por otro lado, la Corporación también ha consignado partidas para la reforma del frontón, que costará 41.000 euros, el bidegorri y la acera hasta Zamarripa y el desarrollo del proyecto de Loiu Antzokia, además de nuevas paradas de autobús y juegos infantiles. «Se impulsará el mayor proceso de transformación de la historia del municipio», alega el regidor. El PNV, que tiene la mayoría absoluta, ha pactado con EH Bildu el impulso al euskera, jornadas culturales sobre patrimonio ecológico y el protocolo antidesahucios. Con el PP, la renovación de la red secundaria local de saneamiento, entre otros proyectos. Con las cuentas también se financiarán políticas sociales y los actos deporticos y culturales. Además, la veintena de asociaciones del municipio tendrán una subvención.