Leioa multará con hasta 300 euros a quien alimente sin permiso a los gatos callejeros

Una mujer da de comer a dos gatos callejeros. / IGOR AIZPURU
Una mujer da de comer a dos gatos callejeros. / IGOR AIZPURU

Tres de cada cuatro animales recogidos por los servicios municipales son felinos. El pasado año atendieron a 157

TERRY BASTERRA LEIOA.

El Ayuntamiento de Leioa lleva varios años adoptando medidas para abordar el problema de los gatos callejeros en el municipio. En el 2016 se estableció el programa de control, esterilización y suelta de estos ejemplares (CES) y desde su puesta en marcha se ha aplicado a 224 felinos.

Otra línea de actuación ha sido la de crear una red de comederos controlados los que se alimenten las colonias –muchas de ellas ya esterilizadas por el Ayuntamiento– y gestionados por una serie de voluntarios colaboradores del Ayuntamiento que sean responsables de cada uno de estos grupos. En la actualidad existen 31 puntos en el municipio en los que se facilita comida de forma ordenada a los felinos callejeros. Las personas que los gestionan tienen después la obligación de limpiarlos, según detalla Juan Carlos Martínez, edil del Área de Acción Social y Sanidad.

Ahora el equipo de gobierno va a dar un paso más. Se ha preparado una revisión de la ordenanza municipal reguladora de la tenencia y protección de animales, aprobada en 2006. La renovada normativa va a recoger el programa CES y las obligaciones de los voluntarios que colaboran en el control de las colonias. Tras su entrada en vigor Martínez incide en que se reactivará la imposición de sanciones a aquellas personas no autorizadas que den de comer a los gatos callejeros. Las multas irán desde los 30 hasta los 300 euros y estaban ya previstas en la normativa vigente, pero en los últimos años no se habían aplicado mientras el Ayuntamiento establecía una red de vecinos capacitados para alimentar a estos felinos. El concejal confía en que la actualización de la ordenanza pueda ser llevada al pleno de este mes para su aprobación. «Nos gustaría sacarla adelante con un amplio consenso», añade.

En Leioa la mayor parte de los animales que se recogen de la calle son gatos. Según la memoria de la Casa del Perro, la empresa que presta este servicio al Ayuntamiento, a lo largo de 2018 acudieron a atender a 211 animales, 157 de ellos felinos. El resto fueron perros. Las cifras son ligeramente superiores a las del año anterior, cuando 'gestionaron' –es el término específico utilizado por los técnicos– un total de 197 ejemplares.

De los mininos tratados, la mitad fueron devueltos a la calle tras ser esterilizados, mientras que el 19% fueron adoptados. Para fomentar que los animales recogidos por la Casa del Perro en Leioa encuentren un nuevo hogar el Ayuntamiento aprobó hace unos meses una exención de la tasa prevista para las personas que se lleven a casa a aquellas mascotas que hayan sufrido malos tratos por parte de sus anteriores propietarios, sean de avanzada edad o estén enfermos.

El mismo tratamiento fiscal tendrán quienes participen en el programa de casas de acogida para cachorros de gatos lactantes y que decidan quedarse con ellos. Esta última iniciativa busca también dar una casa a aquellas crías de felinos callejeros que, por diferentes motivos, son separadas de su madre. El Ayuntamiento aporta primero a los participantes un kit formado por leche maternizada, biberón, transportín y placa de calor para que los atiendan durante cerca de mes y medio. Después no cobran la tasa a aquellos voluntarios que decidan quedarse al cachorro en casa como mascota.

Temas

Leioa