«No hay justificación para que una persona de bien puede hacer algo así»

Imagen de la concentración a las puertas del ayuntamiento de Sopela. /T. I.
Imagen de la concentración a las puertas del ayuntamiento de Sopela. / T. I.

La Corporación de Sopela se concentra contra el ataque machista

TXEMA IZAGUIRRE

Cincuenta personas se han concentrado frente al Ayuntamiento de Sopela, a las 13.00 horas de este sábado, para condenar el ataque machista registrado a las seis de la mañana en Larrabasterra, donde un joven ha embestido con su vehículo a su expareja y a una amiga mientras charlaban tranquilamente, para darse a la fuga y ser detenido después en Sestao por la Ertzaintza.

«Le hemos dado tratamiento de violencia de género porque ha ido a por ella», reconoció claramente el recién nombrado alcalde, el jeltzale Josu Landaluze, quien anunció que a causa del suceso «se ha puesto en marcha el protocolo de violencia de género». Al poco tiempo de terminar el pleno de constitución del Ayuntamiento, el teléfono móvil de Landaluze echaba humo en un episodio negro que marcó un arranque inmediato de las tareas de los políticos locales.

La organización de la concentración de repulsa, que incluyó la lectura de un comunicado y guardar cinco minutos de silencio por la víctima del ataque sexista, incluyó la llamada de la máxima autoridad local a los portavoces de todas las formaciones. Y la respuesta fue ejemplar, porque toda la Corporación acudió al acto para mostrar su más firme rechazo ante un suceso «rechazable y condenable». «Empezar así la legislatura así no es agradable, pero toca. No nos queda otra que trabajar para que no vuelva a ocurrir algo así. Esto no lo justifica nadie. No hay ninguna justificación para que una persona de bien puede hacer algo así», dijo Landaluze.

Temas

Sucesos