Reducen de nuevo en Leioa al hombre que apuñaló a dos ertzainas hace un año

Una dotación sanitaria introduce al enfermo en una ambulancia después de que la Ertzaintza le sacara de su vivienda. / Luis Calabor

Su mujer pidió ayuda a los servicios de emergencia porque «no tomaba la medicación y se estaba poniendo agresivo»

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

El hombre, enfermo mental, que en marzo del año pasado, apuñaló a dos ertzainas que intentaban liberarle del piso en el que se había atrincherado, fue de nuevo reducido ayer por la Ertzaintza por el mismo motivo, según confirmaron fuentes familiares. Su mujer, que ya había pasado por episodios similares, pidió ayuda a los servicios de emergencia a las once de la noche del sábado «porque no se había tomado la medicación y empezaba a ponerse agresivo». Como tenía antecedentes de actitud violenta, la ambulancia psiquiátrica acudió al domicilio, ubicado en la calle Langileria de Leioa, acompañada de patrullas de Seguridad Ciudadana de la comisaría de la Ertzaintza en Getxo. En total, fueron movilizadas tres ambulancias.

Los agentes, sin embargo, no estaban preparados con los medios materiales adecuados para acceder por la fuerza a un domicilio. Como el hombre se encontraba «tranquilo», según su mujer, a lo largo de la madrugada acudieron a la vivienda dos negociadoras de la Policía autonómica, que intentaron que el individuo atrincherado abandonara el encierro por su propia voluntad pero no tuvieron éxito, por lo que finalmente optaron por movilizar a los agentes de la Brigada de Intervención Rápida, más conocidos como 'Bizkor' o Pri. «A las cuatro de la mañana, cuando me dijeron que no iban a entrar a sacarle, me fui a dormir a casa de una amiga», explicaba ayer la compañera sentimental a este periódico. «Ha sufrido un brote porque es esquizofrénico y no lo reconoce. No quiere medicarse», detallaba la mujer, que teme que en ese estado pueda atacarla también a ella.

Las claves

Por la fuerza
Agentes de los 'Bizkor', acompañados por un médico, tiraron la puerta abajo del piso para entrar
Tratamiento
El enfermo fue trasladado al hospital de Crucesy será derivado a Zamudio en los próximos días

Tres furgonetas de los 'Bizkor' con agentes especializados en intervención acudieron a Leioa. Acompañados por un médico, encargado de inyectarle una medicación que le tranquilizara, los ertzainas tiraron la puerta abajo y lograron sacarle sano y salvo alrededor de las tres y media de la tarde de ayer, quince horas después de que se abriera la actuación.

El paciente fue evacuado a la Unidad de Psiquiatría del hospital de Cruces, aunque en los próximos días será enviado al psiquiátrico de Zamudio, según informa la familia.

Antecedente

El 8 de marzo de 2017, esta misma persona se atrincheró con dos cuchillos en la vivienda y amenazaba con lanzarse por la ventana desde un tercer piso. Después de varias horas de tensión, el hombre abrió la puerta armado con cuchillos y provocó cortes en la cabeza y un brazo a un agente, por lo que le tuvieron que practicar 26 puntos de sutura. Otro policía sufrió contusiones en la sien, en un brazo y una mano. Ambos fueron trasladados al hospital de Cruces para recibir las curas necesarias.

En aquella ocasión, la actuación se prolongó durante nueve horas e intervinieron también patrullas de la Ertzaintza y la Policía Municipal, tres negociadores, ambulancias y hasta una dotación de los Bomberos, que desplegó la escala hasta la ventana por donde se asomaba para tirarse. Finalmente y ante la violencia desplegada por el enfermo, se recurrió a los agentes de la BTT, unidad de intervención, dotados de cascos, escudos y trajes especiales, quienes accedieron al domicilio y le redujeron.

 

Fotos

Vídeos