Gorliz confía en abrir en 2020 el futuro polideportivo de Uresarantza

Infografía sobre el futuro polideportivo de Gorliz, que se levantará en Uresarantza. /E. C.
Infografía sobre el futuro polideportivo de Gorliz, que se levantará en Uresarantza. / E. C.

El Ayuntamiento adjudica por 1,4 millones de euros estos trabajos que cuentan con un plazo de ejecución de 18 meses

T. BASTERRA GORLIZ.

Si se cumplen los plazos previstos Gorliz contará con un polideportivo en Uresarantza a lo largo de 2020. El Ayuntamiento ha adjudicado los trabajos a la empresa Vinconsa S.A. en 1,42 millones de euros, tal y como se aprobó en el último pleno municipal. El plazo de ejecución de als obras es de 18 meses. El gobierno local ya anunció la pasada primavera que su intención era que estas labores estuviesen licitadas este mismo año. Por lo tanto, y si no hay retrasos inesparados que dilaten el inicio de las obras, el futuro pabellón deportivo estará listo a mediados de 2020. Al menos así lo esperan en el Consistorio.

¿Y cómo van a ser estas instalaciones? Según figura en el proyecto el edificio ocupará una superficie de 2.006 metros cuadrados y tendrá una pista multideportiva en la que se podrá practicar baloncesto, fútbol-sala, voleibol. Junto a la entrada se situará la zona de vestuarios y seis salas polivalentes repartidas en dos plantas. En uno de los laterales de la pista se ubicará el graderío, mientras que en el contrario irá una cristalera para permitir, junto al lucernario de la cubierta, el paso de la luz natural. Algo que, según figura en el proyecto redactado por el estudio Tándem Arquitectura, ayudará a reducir la dependencia energética del edifico.

El pabellón se levantará en la zona deportiva de Uresarantza, junto a las pistas de tenis ya existentes. En este lugar también se encuentra un campo de entrenamiento de golf y muy cerca se han construido unas canchas de pádel bajo techo. La entrada al recinto se ubicará en la que será su esquina suroeste. Será cubierta, lo que permitirá a los usuarios y caminantes resguardarse allí de los aguaceros a modo de porche.

El Ayuntamiento de Gorliz va a optar a dos líneas de ayudas para obtener fondos que le ayuden a cosetar de forma parcial los 1,42 millones de euros que le cuestan las obras. Una de ellas la impulsa el Gobierno vasco, a través del programa EREIN, destinado a la promoción y desarrollo de las zonas rurales. La otra depende del Departamento de Desarrollo Económico y Territorial de la Diputación de Bizkaia.

El Consistorio gorliztarra aprovechó el pleno municipal de finales de septiembre para aprobar también el inicio del expediente expropiatorio de los terrenos afectados por el proyecto de urbanización de Argiñena y Tribiñu Alde. El Ayuntamiento quiere renovar el aspecto de estas dos calles, en las que existen terrenos de titularidad privada, e igualar su estética a la del resto de vías del centro urbano. La actuación está valorada en 438.490 euros, un importe en el que se incluyen los 43.041 euros con los que el Ayuntamiento compensará a los propietarios de los 896 metros cuadrados que serán expropiados para poder llevar a cabo estas obras de mejora.

También se aprobó ocupar en la calle Larraganena los terrenos donde se levanta un muro de piedra, una vía de doble sentido en pleno centro de Gorliz, para dejar mayor espacio al paso de los vehículos.