Gorliz actualiza la OTA y ofrece tarifas mensuales para los veraneantes

Un joven saca un billete de la OTA en Gorliz durante el pasado verano. /JORDI ALEMANY
Un joven saca un billete de la OTA en Gorliz durante el pasado verano. / JORDI ALEMANY

EH Bildu propuso que en junio y septiembre la tasa se aplicase solo los fines de semana pero el equipo de gobierno descartó añadir esta modificación

TERRY BASTERRA GORLIZ.

Aprovechando el periodo invernal, y para que el tiempo no se les vuelva a echar encima, el Ayuntamiento de Gorliz acaba de introducir una serie de modificaciones en la ordenanza de la OTA. Se trata de corregir una serie de aspectos detectados el pasado verano y que se quieren variar para hacer que la tasa se ajuste más a las características de un municipio como el de Gorliz, uno de los principales enclaves turísticos de Bizkaia durante la temporada de verano, pero que también cuenta con un importante número de personas que trabajan en este territorio pero que residen en otras localidades y que veían que los bonos ofrecidos no se ajustaban a sus necesidades. No hay que olvidar que la implantación el pasado verano de la OTA en Gorliz por primera vez generó inicialmente un notable malestar entre parte de los vecinos y el grueso de comerciantes locales.

Precisamente para veraneantes y trabajadores, se dirigen algunas de las principales cambios que introduce el Ayuntamiento en la ordenanza. Para los primeros se da la posibilidad de que todas las personas que paguen el recibo del IBI en el municipio -que cuenten con una segunda vivienda- puedan acceder a dos tarjetas de la OTA al precio de 50 euros cada una. Pero la gran novedad es que pueden sacar solo bonos mensuales por 15 euros.

Similar es la medida que se ha incluido para los empleados. Pueden obtener abonos de 30 euros para toda la temporada en la que está activa la tasa -del 1 de junio al 30 de septiembre- o reducidos de 10 euros al mes. Esta propuesta está pensada, por ejemplo, para los profesores del colegio que residen en otros municipios y que trabajan en la localidad en junio y septiembre, pero no en los dos meses restantes.

Otras de las novedades aprobadas en un pleno celebrado el lunes es que se ha igualado el horario de aplicación de la tasa en las zonas azul y verde -pasa a ser de 10 a 20 horas-, y se establecen 60 minutos -de 14.30 a 15.30 horas- en los que la OTA no estará activa en las calles pintadas de azul. Esto, sumado a los 30 minutos en los que se puede aparcar de forma gratuita en estas vías, ofrece un amplio periodo de tiempo de estacionamiento libre a la hora de comer.

Las variaciones salieron adelante con los votos a favor del PNV y el grupo Independiente . EH Bildu pedía que entre las novedades se incluyese reducir en junio y septiembre a los fines de semana los días en los que se aplica la OTA. Al no aceptarse su iniciativa los ediles soberanistas se abstuvieron. La explicación que le dio el equipo de gobierno fue que su iniciativa no iba a contar con el visto bueno de la empresa adjudicataria del servicio. Eysa tiene un contrato firmado con el Consistorio por dos años más.

El resto de cuestiones se mantienen igual que el verano de 2018. Los vecinos que paguen el impuesto de circulación en Gorliz seguirán exentos de esta tasa salvo en la zona roja, la que regula los aparcamientos de la playa y que están en suelo de Costas. Allí tiene que pagar todo el mundo. En las plazas de color azul -las más céntricas- se podrá aparcar hasta 4 horas por 4,5 euros, mientras que en las verdes y rojas dejar el coche todo el día costará 8 euros.

 

Fotos

Vídeos