Golpean en la cabeza a un policía local que intentaba detener a un joven en las fiestas del Puerto Viejo

Decenas de personas, ajenas a la información, disfrutan de las alzadas en el puerto viejo de Algorta hace unos días./
Decenas de personas, ajenas a la información, disfrutan de las alzadas en el puerto viejo de Algorta hace unos días.

El agente, que trabajaba de paisano en el dispositivo de seguridad, fue atacado por la espalda cuando perseguía al individuo

A. HERAS | E. MOLANO

Un policía municipal de Getxo resultó herido en la madrugada de ayer tras intentar mediar en una pelea cuando trabajaba de paisano en las fiestas del Puerto Viejo de Algorta. El policía quedó ingresado en observación en un hospital, donde recibió varios puntos de sutura en la cabeza por los cortes provocados al parecer por un botellazo.

Según explicaron fuentes del Ayuntamiento, los hechos se produjeron sobre la una de la madrugada dentro del operativo que la Policía Local monta con motivo de los festejos del barrio getxotarra, que celebraba la tradicional fiesta de pijamas. Al parecer, tres agentes, de paisano para pasar desapercibidos, se habían introducido en el recinto festivo «para evitar problemas, hurtos y peleas», indicaron las mismas fuentes oficiales. En un momento determinado, dos de los policías, entre ellos el jefe de servicio, acudieron a intermediar en un conato de pelea entre dos grupos de personas.

El tercer agente, que lleva varios años de servicio en el Cuerpo, se quedó retrasado y observó cómo al menos un individuo armado con un palo se dirigía a agredir a sus compañeros por lo que le dio el alto. Este joven se deshizo del palo y echó a correr, siendo perseguido por el funcionario. La persecución salió del recinto festivo y continuó monte arriba, en la zona de San Nicolás. Cuando el policía estaba a punto de interceptar al individuo, alguien que, a su vez le había seguido a él, le agredió por la espalda.

Puntos y amnesia

El agente recibió varios golpes en la cabeza, probablemente propinados con una botella, y quedó en estado de shock. Al percatarse de la agresión, dos compañeros del policía se acercaron rápidamente a auxiliarle. Cuando llegaron, un ciudadano ya se encontraba con él limpiándole las heridas.

El funcionario fue evacuado a una mutua, donde ayer permanecía en observación. Sufre amnesia y sólo recuerda algunos pasajes de lo sucedido, probablemente debido a la conmoción cerebral por los golpes, aunque se encuentra «bien», según indican desde el Consistorio. La Policía Municipal ha abierto una investigación para intentar identificar a los agresores. No descarta que sean conocidos del individuo al que el agente estaba persiguiendo.

El Sindicato Vasco de Policía y Emergencias envió ayer un escrito al director del Cuerpo para pedir explicaciones por el hecho de que un policía pueda quedarse solo en pleno recinto festivo, tras culpar al jefe de operaciones de esta situación. La central recordó que la Seguridad Ciudadana debería ser competencia de la Ertzaintza y que la organización de un dispositivo en pleno recinto festivo requeriría de más efectivos para garantizar la seguridad de los funcionarios.

Por su parte, el Ayuntamiento de Getxo ha emitido este jueves un comunicado en el que condena la agresión al mismo tiempo que muestra su solidaridad con el agente. A pesar de este hecho, desde el Gobierno municipal se valora de modo positivo la forma en la que se han desarrollado estas recién concluidas fiestas del Puerto Viejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos