El Gobierno vasco valora instalar un embarcadero en tierra en Plentzia

Un yate es depositado en uno de los amarres en altura disponibles en una marina seca de un puerto del Mediterráneo. / E. C.
Un yate es depositado en uno de los amarres en altura disponibles en una marina seca de un puerto del Mediterráneo. / E. C.

Una marina seca es una de las alternativas que baraja para dar solución a los problemas de falta de amarres y de ordenación que padece esta ría

TERRY BASTERRA PLENTZIA.

Ordenar la ría de Plentzia es uno de los caballos de batalla al que se tiene que enfrentar el Gobierno vasco en la zona de Uribe Kosta. El Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras es la administración responsable del estuario desde el puente de la carretera, junto a la estación de metro, hasta la desembocadura. Es en este tramo donde se concentra el grueso de la problemática: varios cientos de embarcaciones permanecen desde hace años amarradas sin orden ni control, algo que preocupa a los usuarios y a los responsables municipales. «Cada vez la lámina de agua está más utilizada. Surgen nuevos deportes acuáticos y la situación es de caos. Hay que buscar una solución y poner fin a esta problemática», reclama el alcalde David Crestelo, de EH Bildu.

El Ayuntamiento propuso antes del verano a Aitor Etxebarria, director de Puertos, aplicar un proyecto experimental: instalar medio centenar de amarres fondeados en la ría, cerca de la salida del puerto. Sería, en opinión del alcalde, una opción económica de tener ancladas de manera ordenada un número importante de embarcaciones. Además se obligaría a sus dueños a tenerlas en regla, algo que ahora no ocurre.

El Gobierno vasco no ha respondido si asume esta propuesta. Lo que ha hecho es poner otra alternativa encima de la mesa. Se trata de instalar una marina seca junto a la ría. La iniciativa fue planteada por Etxebarria al Ayuntamiento y la ha plasmado por escrito Arantza Tapia, en una respuesta a preguntas de la parlamentaria Maider Otamendi, de EH Bildu. Eso sí, la consejera añade que «a día de hoy no existe ningún emplazamiento previsto ni proyecto redactado» para esta instalación. Es solo una alternativa más que baraja el Departamento para dar una solución a las «limitaciones de amarre», que Tapia reconoce que existen en esta ría.

¿Y qué es una marina seca? Es un embarcadero en tierra. Allí los botes están vigilados por los responsables de la instalación. Ellos los depositan en la mar cuando van a ser utilizados. En Pasaia se implantó este servicio por primera vez en Euskadi en 2013. Se cerró pocos años después.

Al Ayuntamiento se le trasladó esta alternativa el pasado año. El director de Puertos incluso apuntó a la zona del parking de Arpillao como un posible lugar para esta nueva instalación. Pero no se profundizó más. Por eso el Consistorio reclama una nueva reunión para avanzar en «una solución al problema de la ría».

 

Fotos

Vídeos