Getxo estudia conectar el Puerto Viejo y la zona alta de Algorta con un nuevo ascensor

El Ayuntamiento estudia instalar un nuevo ascensor entre el Puerto Viejo y la parte alta de Algorta. / P. U.
El Ayuntamiento estudia instalar un nuevo ascensor entre el Puerto Viejo y la parte alta de Algorta. / P. U.

El elevador daría continuidad al que ya se construyó en el barrio y al proyectado entre los parques de Generatxu y Usategi

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Los técnicos municipales de Getxo estudian cómo salvar todas las barreras orográficas del Puerto Viejo para comunicarlo con la parte alta de Algorta. Actualmente estos especialistas municipales han empezado a analizar dónde instalar un nuevo ascensor para enlazar el viejo barrio marinero con la calle Obispo Etxeandia. Sería el último escollo para comunicar esta atalaya de postal con la parte más elevada del centro urbano para eliminar las barreras físicas que impiden ahora el desplazamiento de personas con escasa movilidad.

Así lo anunció ayer Joseba Arregi en la sesión plenaria municipal. Esta infraestructura se sumaría a la construcción del ascensor panorámico, que ya concluyó hace meses. Dicha infraestructura ha tenido muy buena acogida tanto por parte de la asociación vecinal como de los habitantes del antiguo barrio de pescadores.

Funcionando ese elevador, la siguiente pretensión del equipo de gobierno es enlazar con otro ascensor hasta la zona alta de Usategi, tal y como anunció EL CORREO. «El segundo ascensor en proyecto sería el que enlazará Generatxu con Usategi», detalló ayer en el plenop.

Esto pondría en valor la cafetería del mismo nombre, que es de propiedad municipal y lleva varios meses cerrada. Según Arregi, se está a la espera la mencionada conexión para sacar a subasta pública la concesión del establecimiento, al que el Ayuntamiento de Getxo realizará reformas de calado para paliar el deterioro que sufre en la actualidad. A la vez, este elevador uniría con la zona costera, de gran atractivo turístico y muy concurrida por personas que van a pasear por esa línea de los acantilados, sobre todo en la época estival.

El tercer escollo a salvar será el enlace con Algorta, que los expertos analizan para que cumpla todos los requisitos contemplados en el PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible). Arregi admitió que ahora los técnicos se encuentran determinando la zona del Puerto Viejo desde la que partirá el futuro ascensor que conectará el barrio con la calle Obispo Etxeandia.

Los escasos detalles que dio a conocer ayer el responsable de Urbanismo salieron a la luz al tratar en la sesión una moción del Partido Popular en la que se pidió habilitar unas rampas por la zona de Arrigunaga. El PP apoyó este plan que pedía estudiar esa posibilidad, mientras que el resto de fuerzas se abstuvo (PNV y PSE, integrantes del equipo de gobierno municipal, Guk, EH Bildu y Ciudadanos). No obstante, al tratarse de una moción, la petición es vinculante.

El propio Arregi le restó cierto calado a la petición de los populares, porque esa zona costera no supone una barrera orográfica al contar con una pendiente del 6%, mientras que la Ley de Accesibilidad eleva esta cifra al 15%. El titular de Urbanismo apuntó que el PMUS prioriza actuar en zonas con mayores pendientes, y el Puerto Viejo es una de ellas.