Getxo demolerá los edificios en ruinas de Sarrikobaso para levantar 64 pisos, 28 de ellos de VPO

Las viviendas en estado ruinoso de Sarrikobaso que serán derruidas para dar paso a la regeneración de esta zona del barrio. /PEDRO URRESTI
Las viviendas en estado ruinoso de Sarrikobaso que serán derruidas para dar paso a la regeneración de esta zona del barrio. / PEDRO URRESTI

El Ayuntamiento ejecutará el acuerdo alcanzado entre PNV, PSE y PP para regenerar la parte más deteriorada de este barrio de Algorta e incluirá una zona verde

TXEMA IZAGIRRE

El Ayuntamiento de Getxo regenerará la zona degradada de Sarrikobaso y se lo explicará a los vecinos para que puedan realizar las aportaciones que consideren pertinentes. La iniciativa se llevará a cabo tras el acuerdo alcanzado entre el gobierno municipal, integrado por PNV y PSE, y el Partido Popular. La pretensión pasa por modernizar y crear una zona más amable en ese céntrico espacio urbano que está en muy mal estado. Afecta a números impares (7, 9, 11, 17 y 19). Se busca acabar con la precariedad de los edificios existentes para elevar nuevas construcciones, diseñar espacios comerciales y verdes y abrir una zona pública de esparcimiento.

La situación actual deja mucho que desear incluso al primer golpe de vista. «Esta zona de Sarrikobaso es una vergüenza. No es normal, ni siquiera lógico que te encuentres con este panorama en pleno casco de Algorta». Inés González es una vecina de la zona que se queja de su estado. «Esto hay que renovarlo como sea y crear una zona digna», lanza.

En eso se han afanado los responsables municipales, que consiguieron un acuerdo con el PP para dignificar ese espacio. El primer paso que se dio fue modificar el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) para poder llevarlo a cabo. «La modificación de la norma urbanística plantea el diseño de dos edificios», explicaron desde el Ayuntamiento de Getxo. Uno de ellos servirá para albergar vivienda colectiva libre. Serán algo más de 3.000 metros cuadrados, en los que se construirán 36 viviendas libres y locales comerciales.

«Está bien que abran negocios aquí porque generarán empleo y nos darán servicios a los vecinos», apunta Juan Ignacio Agirre, que todos los días atraviesa esa zona para ir al corazón urbano de la plaza de San Nikolas. En Sarrikobaso ya hay supermercados, bancos, tiendas, farmacias, entre otros diferentes negocios abiertos desde hace muchos años.

El otro edificio previsto en el plan irá destinado a vivienda colectiva tasada municipal y de protección oficial de régimen general. En este caso, la superficie construible será de 2.100 metros cuadrados. Serán unas 28 viviendas. La actuación prevista «prevé destinar una superficie de unos mil metros cuadrados para dotaciones públicas y otra de 465 metros cuadrados para zonas verdes y espacios libres», indicaron desde el Ayuntamiento.

Los responsables municipales van a dar a conocer el proyecto a los vecinos para intentar en lo posible tener en cuenta sus aportaciones. La cita es el miércoles 16 en el Aula de Cultura de Villamonte, a partir de las seis y media de la tarde.