Getxo crea un 'oasis' para dotar de un hogar a las mariposas

Alumnos del centro de FP Getxo-Leioa han construido el oasis. / AYTO. GETXO
Alumnos del centro de FP Getxo-Leioa han construido el oasis. / AYTO. GETXO

El Aula Ambiental acoge dos bancales con plantas atractivas para este insecto, que carece de buenas zonas de alimentación

TXEMA IZAGIRREGETXO.

Getxo ya tiene su primer oasis de mariposas en el arboretum del Aula Ambiental de Larrañazubi. Será el segundo de la Margen Derecha, tras la habilitación de uno Plentzia el año pasado, cerca de la ría. Se trata de zonas en la que se deja crecer la hierba y desarrollar flores y plantas silvestres para que acudan allí los insectos. También se plantan algunas especies por las que sienten predilección las mariposas, al fin de atraerlas a esas zonas vírgenes para que se reproduzcan.

Hay tan pocas áreas así, a raíz de que se corta la hierba cuando está demasiado larga, que apenas existen espacios apropiados para los insectos polinizadores. Esto, de hecho, es uno de los factores que influye en la paulatina reducción del número de ejemplares.

Alumnos del centro de FP Getxo-Leioa han sido los encargados de preparar el hogar para estos insectos. Así, han habilitado dos zonas de bancales cuadrangulares, diferenciadas con especies vegetales autóctonas. En la primera han puesto plantas nutricias, que son fuente de alimento exclusiva para las orugas. En la otro han optado por nectíferas, que es como se llama a las que son ricas en néctar, del gusto de las mariposas adultas.

Hay diferentes familias de plantas, según la predilección de cada insectos. «En este oasis encontraremos especies grandes como la macaón, pero también otras que conviven normalmente con el ser humano como la blanquita de la col o la colias común», explican desde el Ayuntamiento antes de aclarar que se puede observar «con facilidad a la esfinge colibrí, una polilla de vuelo diurno que parece un abejorro, ya que obtiene el néctar durante el vuelo sin posarse».

Los trabajos se han realizado entre mayo y junio. Pero, para ser un verdadero oasis de mariposas hace falta el visto bueno de la asociación Zerynthia, que ya se lo ha concedido a este espacio del Aula Ambiental. Esto añade un aliciente más a los recursos de este equipamiento municipal, y servirá además de «escenario ideal para realizar distintas actividades relacionadas con la ciencia».