Getxo actualizará el reglamento del mercado para facilitar la instalación de nuevos negocios

Exterior del Getxo Azoka, cuyo reglamento va a ser actualizado para permitir nuevos negocios. /  P. URRESTI
Exterior del Getxo Azoka, cuyo reglamento va a ser actualizado para permitir nuevos negocios. / P. URRESTI

La normativa actual no permite la apertura en el edificio de un local de hostelería o una tintorería. Están abiertos 16 de los 20 puestos existentes

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

El mercado de abastos de Algorta pretende modernizarse e impulsar su actividad. Ayer se dio el primer paso en el pleno para establecer una serie de cambios de cara a darle un nuevo impulso, flexibilizar los usos de los espacios de venta para adecuarlos a los tiempos que corren y beneficiar con este influjo a revitalizar la vida de otros comercios del barrio. La primera modificación aprobada es puramente legal. Consiste en que Getxoko Azoka pase de ser una sociedad anónima (S.A.) a una limitada (S.L), porque actualmente ya no se cumplen los requisitos exigidos.

Pero este es el comienzo de un camino para establecer cambios de una normativa caduca, ya que la concesión por 50 años del Ayuntamiento a Getxoko Azoka data de 1999 y las cosas han cambiado mucho desde entonces. Actualmente hay 16 operadores en activo de los 20 que hubo antaño. Cuatro se jubilaron y cerraron sus puestos, sin que haya cambiado el canon a abonar, que repercute en el resto. Así que estos profesionales quieren que se revise y no pagar por puestos con las persianas bajadas.

«Ahora mismo hay locales en Algorta más viables que el propio mercado, a nivel de metros cuadrados», apunta Guillermo Cuesta, comerciante en este espacio. Hay negocios que pagarían menor renta por una lonja de la misma superficie en el centro. El cambio aprobado ayer es el primer paso para intentar que este lugar comercial «mantenga un equilibrio económico y financiero», según Cuesta.

La otra cuestión es flexibilizar usos. Que se puedan abrir negocios diferentes que actualmente no están permitidos. Cuesta pone como ejemplos una tintorería o un local de hostelería. Se trata de modernizar ese aspecto para tener más facilidad a la hora de activar esos puestos vacíos: abrir el mercado a nuevas formas de comercio y posibilidades de negocio. Es algo que comparten todos los partidos políticos, aunque Ciudadanos se abstuvo en una votación respaldada por el resto. Es porque comparten que «el mercado crea inercias, favorece la vida de los comercios de Algorta», como incidió Cuesta.

Por otro lado el pleno dio luz verde al reglamento del servicio de alojamiento para personas mayores. Incorpora dos modalidades: apartamentos tutelados y vivienda comunitaria. Es algo obligatorio, exigido por la normativa del Gobierno vasco. Los partidos de la oposición pusieron pegas a cómo se ha hecho, por eso se abstuvieron PP, Guk, Bildu y Ciudadanos. La formación naranja incluso presentó dos enmiendas que fueron rechazadas.

En cuanto a las mociones, se aprobaron tres. Una de Guk en solidaridad con los barcos 'Aita Mari' y 'Open Arms', de Salvamento Marítimo Humanitario. Fue para que los gobiernos central y vasco insten a que les permitan zarpar y realizar la vigilancia y recogida de náufragos en el mar Mediterráneo. Aquí lo llamativo fue el voto del PSE. Mientras la edil Teresa Escalante se abstuvo, el portavoz, Txefo Landa, justificó su voto positivo porque «al margen de la política, están las personas y las cuestiones humanitarias».

El pleno aprobó a su vez la petición de Bildu, con una aportación de Guk, para crear un foro ciudadano para mejorar la convivencia entre mascotas y personas. En Getxo, ciudad en la que hay más canes por habitante de Bizkaia, hay unos 7.775 perros, 270 de razas catalogadas de peligrosas, según el último censo.