Las fiestas de Romo tendrán un 'Lugar Protegido' contra las agresiones machistas

Jóvenes disfrutando de una noche de fiesta. /E. c.
Jóvenes disfrutando de una noche de fiesta. / E. c.

El objetivo es que las posibles víctimas puedan acudir a un lugar donde se les escuche y se les preste una primera atención

TXEMA IZAGIRREGETXO.

La asamblea de mujeres de Itzubaltzeta creará un 'Lugar Protegido' contra las agresiones machistas durante las fiestas de Romo. Se trata de un punto en el que «las mujeres que hayan sido agredidas encontrarán el apoyo y solidaridad del pueblo o todas las personas que hayan visto una agresión tengan la oportunidad de activar una denuncia popular».

El mensaje lanzado desde Itzubaltzeta es tan claro como rotundo para defender los derechos que tienen las mujeres a vivir unas fiestas en paz y en libertad. «El pueblo de Romo quiere indicar con contundencia que no aceptará ningún ataque de este tipo en nuestras fiestas, en nuestro ámbito; porque las mujeres tenemos todo el derecho de disfrutar de las fiestas con libertad», detallan.

Según explicaron desde este colectivo, el objetivo principal del 'Lugar Protegido' es «escuchar a las mujeres que han sido agredidas e intentar ayudarlas en todo lo que necesiten». Para ello, el punto de atención contará con voluntarias que atenderán por turnos la zona.

El 30 y 31 de julio estará situado detrás del escenario de Pinueta, desde las 22:00 horas hasta las cinco de la madrugada. El 1 de agosto, en la plaza del Ajedrez en el mismo horario. El 2 y 3 de agosto, estará también en ese emplazamiento, pero entre las 22:30 y las seis media de la mañana.

Con esta iniciativa han querido ampliar «la reivindicación del feminismo a las fiestas del pueblo», así como «fortalecer la lucha contra las agresiones machistas». Es la finalidad que respaldan «diversas personas y colectivos que se han unido en Romo para formar una Plataforma contra las Agresiones Machistas».

Todas las comisiones de fiestas de los diferentes barrios getxotarras han mostrado su rechazo a que sucesos como los abusos o agresiones machistas empañen unos festejos que aglutinan a miles de personas. Pocas han sido las fiestas que se han librado de esta lacra. En paellas, en fiestas del Puerto Viejo y Romo -en 2015- o más recientemente, en 2017, cuando dos menores denunciaron haber sido agredidas sexualmente por un joven de 24 años en las fiestas de Las Mercedes.