El Festival Acuático de Getxo demuestra cómo la práctica del deporte cambia la vida

El Festival Acuático de Getxo demuestra cómo la práctica del deporte cambia la vida
ROBERTO ARNAIZ

Más de 150 personas disfrutaron este sábado del certamen practicando modalidades náuticas gratis en el entorno del Puerto Deportivo

TXEMA IZAGIRRE

La práctica deportiva en el agua cambia la vida. Que se lo digan a Patricia Rodríguez, de Sopelana, que ayer fue una de las monitoras que participó en el Festival Acuático de Getxo, una fiesta que permitió practicar diferentes modalidades deportivas gratis a más de 150 personas. Esta simpática mujer de 44 años se irá en noviembre a una isla de Madagascar con otros seis buceadores de Getxo Dive Kabratxo para hacer lo que les encanta: «Busco tiburones, peces grandes, agua caliente y preciosos corales. Eso me gusta». Dos de ellos estaban sumergiéndose con quienes quisieron practicar 'snorkle'.

Hace unos años que se aficionó, pero su vida cambió. «Me encantaba el mar y siempre me veía todos los documentales del mundo submarino de Costeau. Hasta que hace ocho años encontré la posibilidad de apuntarme a este club de buceo». Ahí empezó a cambiar de aires porque cada año montan una salida al extranjero para disfrutar del buceo.

Rodríguez solo se aseguraba en Ereaga de que todos los participantes en las clases gratuitas se colocasen bien las gafas y el tubo. Mientras que su compañero Iñaki Robles, instructor basauritarra de 61 años, se ganaba algún que otro piropo materno por sus enseñanzas. «Tiene muchísima paciencia. Al principio ha llevado de la mano a mi hijo hasta que ha cogido confianza». Elisabeth, madre de Endika Martínez, se sintió segura en la primera inmersión de su hijo de 10 años. «Tengo ganas de probar más veces», sonrió satisfecho Endika al salir. Eso mismo le pasó a su veterano monitor, que actualmente trata de irse de vacaciones a zonas costeras donde practicar su deporte favorito. «He estado en el Mar Rojo dos veces y en Maldivas, pero los últimos años procuro irme a algún lado de la Península», confesó.

Aunque el buceo solo fue una de las modalidades que ofrecieron este sábado los clubes getxotarras en el entorno del Puerto Deportivo. Por ejemplo, 40 personas probaron la vela por primera vez con Pakea Bela Eskola. «¡Qué paz navegar!», como dijo una de las participantes al volver a tierra. «Es que está bien de viento y hace un día soleado, muy agradable», incidió Angharad, una joven integrante del club.

Más se fajó Miguel Lekunberri con el ergómetro –el aparato de remo de los gimnasios, que los bogadores llaman «la máquina de la tortura» porque se practica en seco-. A sus 19 años, este remero de Raspas exhibe unos músculos envidiables, incluida la correspondiente tableta de chocolate. «¿Por qué estoy así? Hago nueve 'entrenos' semanales». Ha llegado a ser subcampeón de España de 'ocho con timonel' en 2017, y le entrena Marcos César Morales, todo un 'crack' que ha sido desde campeón del mundo de esta modalidad 'indoor' a atleta olímpico.

Lekunberri enseñaba cómo usar el aparato a Lola Rico y sus hijos. Esta mujer aprovechó para sacar partido al Festival Acuático junto con su marido –Íñigo Iturribarria- y sus dos hijos –Aimar y Aitor-. «Me gusta el ergómetro, pero el pádel surf me ha encantado. El día soleado acompaña que no veas, y la experiencia es maravillosa, para repetir», lanzó.

Precisamente, el certamen surgió para incentivar la práctica de estos deportes, incluido el kayak y el tiro con arco. El 22 de septiembre habrá otra sesión de este Festival Acuático. Habrá una jornada de puertas abiertas en el pabellón de vela municipal, donde se dará a conocer la oferta de deportes náuticos de Getxo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos