LA CLAVE

Las excavaciones para construir el parking subterráneo de Ibarbengoa arrancan este mes

Los últimos actos vandálicos en Ibarbengoa tuvieron lugar en marzo. / MANU CECILIO
Los últimos actos vandálicos en Ibarbengoa tuvieron lugar en marzo. / MANU CECILIO

Los trabajos acumulan otros dos meses de retraso debido a los actos vandálicos y las lluvias de la primera parte de este año

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Dos meses de retraso acumulan ya las obras del futuro aparcamiento de Ibarbengoa. Las inclemencias metereológicas y los ataques sufridos han generado una dilación del proyecto que en cuestión de semanas va a afrontar una nueva etapa en el desarrollo de los trabajos. «A lo largo de este mes arrancarán los trabajos de vaciado de la parcela donde irá el parking», avanzan desde Eusko Trenbide Sareak (ETS). La excavación empezará más tarde de lo esperado debido a las dos incidencias, una climática -las fuertes lluvias de los primeros meses del año-, y la otra vandálica.

Y es que algunos detractores de este futuro aparcamiento subterráneo, con capacidad para 307 plazas, han hecho lo posible por frenar el avance de los trabajos. Este hecho obligó a ETS, a «tener que realizar un vallado completo del terreno», pero a lo que el cierre perimetral ha sufrido roturas en dos ocasiones.

La primera vez lo cortaron con una cizalla y retiraron la endeble valla colocada. Eso llevó a construir un cierre más seguro y menos vulnerable. Se eligió uno rígido con base de hormigón y pantallas metálicas, que se instaló el pasado diciembre. Pero ni esta opción impidió un nuevo ataque. Esta vez algunas personas volvieran a provocar daños de noche en las instalaciones. Cortaron los anclajes del vallado, que volvió a terminar en el suelo. Ahora el nuevo perímetro de seguridad ya está levantado de nuevo y, al menos de momengo, no se han registrado más incidencias.

Los trabajos realizados por ahora en el parking han arrancado por limpiar el terreno y acondicionar el acceso. Para abrir camino ha habido que excavar porque el vial pasa por un hueco bajo las vías del metro que estaba cubierto con tierra. La carretera discurrirá por la parte más cercana a la gasolinera de Andra Mari. En estas fechas las máquinas proceden a retirar la capa de tierra vegetal en la parcela donde se construirá el aparcamiento, que será el cuarto en todo el trazada de Metro Bilbao. Las obras se realizan en la misma zona donde los jóvenes de Tosu Betirako protagonizaron una larga acampada de protesta, que duró dos años.

En estas semanas también se van a llevar a cabo otras tareas, además de comenzar a retirar tierra y dar forma al hueco que ocuparán las plantas subterráneas de este aparcamiento. Se van a retirar la uralita que tantas quejas ha generado entre los vecinos de Tosu porque las viejas tejavanas contienen amianto. Para ello «se ha procedido a contratar a una empresa que gestione los residuos de fibrocemento que ya estaban en la parcela antes de que empezaran las obras». Desde ETS añaden que también se han eliminado las plantas invasoras existentes en el solar (plumero de la pampa). Se realizó colocando bolsas en la parte de arriba de la planta, evitando que las semillas se dispersen.

El parking de Ibarbengoa se concibió para dar servicio a la estación del mismo nombre, cuyas obras finalizaron hace ese tiempo. De hecho, el apeadero no ha entrado ni en servicio. Lo hará cuando esté en marcha el aparcamiento disuasorio que las instituciones defienden. Aseguran que atraerá a vecinos de toda Uribe Kosta y Getxo hasta estas instalaciones para después usar el metro y tener otra alternativa al vehículo particular, para desplazarse de esta comarca a Bilbao, Basauri o la Margen Izquierda.