Atraca un estanco en Getxo y se lleva 600 euros de botín

Estanco en el que tuvo lugar el atraco./B. V
Estanco en el que tuvo lugar el atraco. / B. V

El ladrón, que se cubrió parte de la cara con una bufanda, intimidó a la empleada con un posible arma que escondía bajo la chaqueta

Bruno Vergara
BRUNO VERGARABilbao

La Ertzaintza ha abierto una investigación por el atraco a un estanco registrado el lunes por la tarde en el barrio de Andra Mari de Getxo. Los hechos se produjeron sobre las 17.30 horas cuando un varón entró en el negocio e intimidó a la dependienta con un posible arma que escondía bajo la chaqueta. El hombre, que se ocultaba parte de la cara con una bufanda, apartó un cajón con ruedas del mostrador y se dirigió a la caja, de donde se llevó unos 600 euros. En el momento del asalto la mujer, que se encontraba hablando por teléfono, se vio sorprendida por el ladrón. Ante los gritos de pánico de la dependienta, la persona que estaba al otro lado de la línea alertó a los servicios de emergencia.

La dependienta y dueña del estanco relata junto a su marido lo ocurrido. Tiene «miedo» y está nerviosa. Según afirma, minutos antes del asalto el atracador había estado merodeando por la calle donde está el negocio. Además, -añade- un individuo había estado en el establecimiento «preguntando un nombre de una calle que no me sonaba de nada». Este es el tercer robo en un año que sufren en este local. «Había estado toda la mañana con ella. Parece que esperan a que no esté yo para cometer el atraco», explica el marido. «Menos mal que a ella no le ha pasado nada», sostiene el hombre, quien explica que el atracador «parecía de nacionalidad española y rondaba los 37 años». La Ertzaintza, que no ha realizado ninguna detención, examina ahora las cámaras de seguridad del establecimiento.

Robo en un bar

En el mismo barrio getxotarra de Andra Mari, y muy cerca de donde se ha cometido el atraco, un bar fue asaltado la madrugada del pasado sábado por tres encapuchados. Los ladrones forzaron la ventana del establecimiento y se llevaron el dinero de una de las dos tragaperras, el de la Lotería de Navidad, y el cajón de la caja registradora, donde había unos 300 o 400 euros. Este mismo local sufrió otro robo a finales de agosto

Temas

Getxo