Erandio recurre a la tecnología para controlar la ladera de las Tres Cruces

La parte alta de la ladera de las Tres Cruces, vallada por riesgo de desprendimientos. / IGNACIO PÉREZ
La parte alta de la ladera de las Tres Cruces, vallada por riesgo de desprendimientos. / IGNACIO PÉREZ

Un corrimiento de tierras en la zona mantiene cerrado desde enero de 2017 parte del aparcamiento del polígono de Axpe

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

La ladera de las Tres Cruces, en Erandio, preocupa desde principios de 2017. Su inestabilidad ha llevado al Ayuntamiento a extremar las medidas de control y seguridad en la zona. Las primeras se tomaron ya a principios del pasado año. Se prohibió estacionar en parte del aparcamiento que Sprilur habilitó para dar servicio al polígono industrial de 93.000 metros cuadrados levantado junto a la parte baja de la pendiente y la ría. Después vino la decisión de decretar el cierre y desalojo del pabellón E, para evitar riesgos tras los pequeños corrimientos de tierras detectados durante los primeros meses de este año, unas semanas en las que las lluvias fueron una constante.

Este escenario ha llevado al Ayuntamiento de Erandio a dar un paso más y aplicar la tecnología más actual para controlar los movimientos que pueda registrar la ladera de las Tres Cruces. Desde principios de este año se han instalado en la falda de este monte varias células que alertan en tiempo real de cualquier movimiento anómalo que pueda registrar el terreno. Los datos son recogidos por los técnicos de una empresa geotécnica, que los supervisan gracias a una aplicación móvil.

El concejal de Urbanisno erandiotarra detalla que el Ayuntamiento lleva supervisando esta ladera desde hace cerca de cuatro años, pero antes «el control se realizaba de forma manual mediante testigos que se clavaban en el suelo y si se rompían confirmaban un deslizamiento». «Era un sistema muy rudimentario», reconoce el edil.

El origen de la inestabilidad de este terreno el Ayuntamiento la atribuye a los cambios industriales que experimentó la zona. En este solar situado entre la falda del monte y la ría estuvo asentada durante décadas la empresa Metalquímica. Según el concejal, sus instalaciones reforzaban la pendiente. La empresa cesó su actividad en la ribera de Axpe a principios de los años 90 del pasado siglo. El testigo lo tomó la sociedad pública Sprilur, que se encargó del derribo de las vetustas construcciones industriales y de la descontaminación del solar como paso previo a levantar el nuevo un polígono.

En un principio no se detectó ninguna anomalía, pero desde principios de 2017 la inestabilidad de la ladera llevó al Ayuntamiento a vallar la parte alta y baja de las Tres Cruces y prohibir el estacionamiento en el área industrial. Una drástica medida que tuvo su origen ante el «peligro de desprendimientos con una total ausencia de seguridad para las personas y los bienes».

Para el Ayuntamiento la responsabilidad de esta situación es de Sprilur y de la ingeniería contratada por la promotora para elaborar el proyecto del parque empresarial. La cuestión acabó en los tribunales pero, aunque Ayuntamiento y la sociedad pública están «manteniendo conversaciones para intentar llegar a un acuerdo a la hora de ejecutar el asentamiento de la ladera».

Temas

Erandio
 

Fotos

Vídeos