Erandio logra la cifra más baja de desempleados de los últimos 10 años

Astilleros Murueta es una de las grandes factorías instaladas en Erandio. / IGNACIO PÉREZ
Astilleros Murueta es una de las grandes factorías instaladas en Erandio. / IGNACIO PÉREZ

Desde 2013 la tasa de parados en el municipio se ha reducido en ocho puntos y afecta en la actualidad al 11% de la población activa local

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

Los tiempos más duros de desempleo en Erandio, que compartía con Sestao, el dudoso honor de ser los dos municipios vizcaínos con la mayor tasa de parados de Bizkaia, es ya historia. Según los datos aportados por el Consistorio erandioztarra, 1.411 vecinos en edad de trabajar no ejercen ninguna actividad laboral situando la tasa en un 11,6% «la más baja de los últimos diez años», apunto la concejala de Empleo, Egokiñe Angulo.

La cifra actual -los datos son del 31 de diciembre- está muy alejada del 19% de población desempleada alcanzada en 2013, en pleno epicentro de la crisis económica que afectó de pleno a la localidad ribereña que llegó a contar con uno de los tejidos industriales más importantes de Bizkaia. El alcalde, Joseba Goikouria, calificó como «muy importante este descenso que nos permite estar algo por debajo de la media del territorio».

Por género, las mujeres siguen siendo las más castigadas por esta lacra, 749 en Erandio y en especial las mayores de 45 años de edad. Un dato que tiene su origen en el hecho que «con la crisis muchas amas de casa se pusieron a trabajar al quedarse sus maridos en el paro y ahora la situación se está revirtiendo», apunta Angulo. En cuanto a los hombres, 662, los situados en una franja de edad entre los 25 y 45 años, son los que más dificultades encuentran a la hora de insertarse en el mercado laboral.

El sector servicios es el que más sufre el desempleo con un 68,66%, muy superior al existente en la industria, construcción o agricultura También, un 9,38% no han trabajado nunca «un porcentaje muy alto», reconoce la delegada de Empleo.

Las arcas municipales destinaron el pasado ejercicio 1,16 millones de euros a esta área municipal, de los que 885.000 tuvieron como destino final los diferentes programas de formación y empleo que se llevan a cabo en el Behargintza. En ellas tomaron parte 230 personas, de las que 116 encontraron una ocupación.

Uno de los cursos con mayor éxito fue el de limpieza de superficies y mobiliario en edificios y locales. De los 15 participantes, 12 se encuentran trabajando. Por el contrario de las 13 personas formadas en actividades auxiliares de comercio solo dos encontraron una salida laboral.

Otra de las patas de banco promovidas por el Consistorio ha sido el autoempleo, una apuesta saldada con 34 empresas constituidas donde trabajan cuarenta y tres personas. El departamento de Empleo local concedió 12 ayudas por inicio de actividad «un número inferior a otros años, debido a que ya no son compatibles con las de la Diputación, y el empresario debe elegir una u otra».