Erandio invertirá cerca de 30 millones en diez años en limpieza y recogida de basuras

Los actuales camiones de recogida se estrenaron en 2010 y han cumplido su ciclo. / MIREYA LÓPEZ
Los actuales camiones de recogida se estrenaron en 2010 y han cumplido su ciclo. / MIREYA LÓPEZ

La adjudicataria deberá comprar 16 vehículos de diferentes características por al menos seis millones

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA

Erandio, que tiene ahora 24.150 vecinos, cuenta con una extensión considerable que llega a los 18 kilómetros cuadrados y peculiaridades de las que carecen otros municipios, como núcleos urbanos muy poblados y a la vez, barrios rurales muy dispersos. Por ello, el nuevo contrato de limpieza viaria y recogida de basuras costará hasta 3,2 millones al año, según el pliego de condiciones aprobado en el último pleno municipal. La empresa que gane el concurso público se ocupará de estas tareas durante los próximos diez años, un periodo que se podrá prolongar otros cinco. El coste definitivo «puede ser menor. Calculamos que ofertarán bajas del 15% y que el precio final sea de 2,7 millones por año», apuntó el concejal de Urbanismo, Egoitz Bilbao.

Una novedad importante será la flota: la adjudicataria deberá comprar 16 vehículos nuevos por al menos seis millones de euros. Habrá camiones de diverso tonelaje, baldeadoras, barredoras y fregadoras de aceras de alta presión, recolectoras y un coche para el desplazamiento del personal y de material diverso. Medios que se ajusten a las necesidades de las diferentes zonas del municipio. Una parte del parque móvil será eléctrico, lo que supondrá ahorro en combustible, menos ruido y más cuidado del medio ambiente.

Puerta a puerta en tiendas

En cuanto a prestaciones, la nueva firma incorporará el servicio de mangueo manual allí donde no llegue el mecánico y se mantendrá la recogida de residuos puerta a puerta en las viviendas diseminadas y en los comercios que lo necesiten «como fruterías, pescaderías u otros establecimientos dedicados a la alimentación», apuntó Bilbao. Asimismo, será responsabilidad de la adjudicataria la limpieza de los patios de los colegios concertados.

El pliego de condiciones no fue del agrado de la oposición municipal. A juicio de EH Bildu, la duración tan prolongada del contrato «supone hipotecar cualquier tipo de gestión en las futuras legislaturas», según su portavoz, Ana Crespo, que tampoco pasó por alto que el desembolso económico previsto «es muy elevado». Ganemos, mientras, también se opuso porque «se trata de un servicio estructural que habría que municipalizar».

La formación pidió la contratación de «un técnico de calle encargado de controlar que se cumpla las condiciones del contrato y atienda las posibles quejas vecinales», según expuso Jonathan Pérez. La coalición abertzale, la formación morada y el concejal no adscrito Rafa Vaquero se opusieron al contrato, mientras que el PP se abstuvo. Solo los partidos que conforman el gobierno municipal, PNV y PSE, votaron a favor.

El servicio, eso sí, lo seguirán prestando las 49 personas que componen la plantilla perteneciente a Enviser, que serían subrogadas en el caso de que otra firma gane el concurso. En realidad, la última adjudicataria fue la unión de empresas que formaron Urazca y Ansareo, que ganaron el concurso del Ayuntamiento en 2010, aunque la primera de ellas quebró poco después. Enviser se constituyó a partir de sus activos. Entonces, se hicieron con el contrato por 1,9 millones al año. Se incorporaron 14 vehículos de nueva adquisición que ahora se «jubilarán».

 

Fotos

Vídeos