Educación instalará en 2020 una cubierta en el patio de la escuela de Sondika

El alcalde Xabier Zubiaur comunicó ayer esta obra a la dirección de la escuela y al AMPA. / S. U.
El alcalde Xabier Zubiaur comunicó ayer esta obra a la dirección de la escuela y al AMPA. / S. U.

La actuación se suma a la reparación del tejado del centro, que comenzará en junio y pondrá fin a un problema de goteras que se remonta a 2008

TERRY BASTERRA SONDIKA.

La escuela Gorondagane de Sondika va a ver como en apenas dos años se van a atender dos de sus principales demandas. Por un lado este verano está previsto que den inicio las obra para subsanar el problema de goteras que afecta al centro desde prácticamente su inauguración, allá por el 2008. El Departamento de Educación iniciará, previsiblemente durante la segunda mitad de junio, los trabajos para reparar la cubierta, adjudicadas por 329.507 euros y que contarán con un plazo de ejecución de cuatro meses.

Pero en 2020 seguirán las mejoras en este colegio, donde se imparten estudios de Primaria e Infantil y que cuenta con cerca de 340 alumnos. El Gobierno vasco ha comunicado al Ayuntamiento que el próximo año procederá a instalar una cubierta en el patio de juegos del centro. La actuación ha sido incluida dentro del plan de obras de Educación. Al igual que en el caso del tejado, las labores de instalación de esta estructura se llevarán a cabo durante la época veraniega para no generar molestias al normal funcionamiento de la escuela Gorondagane.

El alcalde local, el jeltzale Xabier Zubiaur, ha dado a conocer ya este compromiso a la dirección del colegio, al AMPA y al resto de grupos de la oposición. Está previsto que la próxima semana un arquitecto designado por el Gobierno vasco visite el centro para reunirse con la dirección, así como con los responsables municipales, para valorar qué tipo de cubierta se instalará en el patio.

Zubiaur agradece a Educación «su determinación, en primer lugar, por solucionar un tema que se había enquistado, como era la reparación de la cubierta», y después por permitir que el centro escolar pueda disfrutar de espacio de juegos protegido de la lluvia.