La Diputación saca a subasta una parte de las instalaciones de Mecánica de la Peña

La Diputación saca a subasta una parcela que perteneció a Mecánica de la Peña. /PEDRO URRESTI
La Diputación saca a subasta una parcela que perteneció a Mecánica de la Peña. / PEDRO URRESTI

Se trata de una parcela de 7.080 metros cuadrados en la que se levantan varias construcciones y que tiene un precio de salida de 325.620 euros

TERRY BASTERRA URDULIZ.

La Diputación de Bizkaia va dando poco a poco una salida a las antiguas instalaciones de Mecánica de la Peña, situadas en Urduliz. La emblemática torre afronta ya la última fase de su rehabilitación. Estos trabajos han tenido un coste de 6,1 millones de euros y, además de para restaurar el edificio, han servido para realizar las remodelaciones necesarias de cara a su nuevo uso: alojar a pymes y microempresas vinculadas al sector terciario y los servicios.

Ahora el ente foral va más allá. Saca a subasta una parte del resto de aquellas antiguas instalaciones que son de su propiedad desde hace cerca de dos décadas. La compañía entregó a la Hacienda vizcaína en 1997 una parcela de 7.080 metros cuadrados como dación de pago para hacer frente a la deuda tributaria que había contraído con la Diputación. La Administración provincial le ha puesto precio a esos terrenos industriales. El importe de salida es de 325.620 euros, según figura en el Boletín Oficial de Bizkaia. Al Departamento de Hacienda le consta la existencia de distintos inversores interesados en hacerse con la finca, según aseguran fuentes oficiales.

Sobre estos suelos que salen a la venta se asientan un pabellón destinado a talleres de 970 metros cuadrados de base y otro de oficinas de 360. Adosados a ellos está construido un edificio de una sola planta en el que se distinguen dos naves de montaje sin separación entre ambas. Parte de estas últimas construcciones se levantan también sobre la parcela que sale a la venta.

Mecánica de la Peña cesó su actividad hacer cerca de dos décadas -entró en suspensión de pagos en 1999- dejando en la calle a cerca de 350 trabajadores. Esta industria dedicada a los bienes de equipo no pudo superar las grandes deudas que acumulaba en su última etapa. Ascendían a 150 millones de euros. De esta cantidad 66 correspondían a proveedores, 48 a financieras y el resto a administraciones. A la Hacienda vizcaína le debía 5 millones, a los que había que sumar otros 4,6 de la sociedad Mecánica de la Peña Equipos.

Aunque la Diputación nunca recuperará todo lo que le dejó a deber esta empresa, sí espera reducirlo, en parte, con la venta de estos terrenos. El precio final variará en función de la cantidad que los inversores estén dispuestos a pagar. La Diputación advierte en el anuncio publicado en el boletín que estos suelos podrían estar afectados por la contaminación dada la actividad que se desarrollaron en ellos durante décadas.