El PNV defiende comprar 96 plazas para crear un parking rotatorio en Astrabudua

La constructora ha puesto a la venta dos de las tres plantas y solo quedan 25 parcelas. /  I. SÁNCHEZ DE LUNA
La constructora ha puesto a la venta dos de las tres plantas y solo quedan 25 parcelas. / I. SÁNCHEZ DE LUNA

La operación, de la que se desmarcó el PSE, su socio en el gobierno de Erandio, está a la espera de un informe jurídico que la avale

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

El PNV de Erandio sigue a la espera del informe jurídico y económico que avale la adquisición de una planta - de hasta 96 plazas- del aparcamiento privado que se está construyendo junto al centro de salud de Astrabudua. Ya hay un expediente de compra iniciado y si se cierra la operación, su destino final sería convertirse en un estacionamiento rotatorio, descartando la puesta en alquiler de las parcelas, porque «el mercado está saturado», destacó el concejal de Urbanismo, Egoitz Bilbao, durante una visita con la prensa a las instalaciones. A mediados del próximo año también estarán disponibles las más de 200 parcelas de carácter privado que ocuparán los bajos de la promoción urbanística en la antigua fábrica de Kossler.

Los jeltzales apuestan por comprar una de las dos plantas del parking a la constructora que lo ejecuta, Vusa, y barajan diversos sistemas, como el implantado en Santurtzi, donde por dos euros se puede estacionar todo el día o «alguna fórmula o promociones destinadas a que los comerciantes puedan incentivar las ventas». Además y debido a su proximidad al ambulatorio, no descartan «establecer tiempos de estacionamientos limitados y gratuitos para aquellas personas que necesiten realizar algún trámite sanitario», explicó Bilbao.

Las obras de este parking, presupuestadas en 3,5 millones, arrancaron en enero y continúan a buen ritmo para que las plazas puedan utilizarse en abril. De las 260 que se pusieron a la venta, quedan 25 por comercializar. Tienen un precio protegido, de entre 12.000 y 18.000 euros. Esta infraestructura se completará con una plaza de cerca de 2.000 metros cuadrados con juegos infantiles, paseos y jardines. Todo ello, junto a la pista de skate, «generará un entorno amable desde Mezo hasta la Variante de Astrabudua», dijo el alcalde, Joseba Goikuria.

Oposición en contra

El PSE, socio en el gobierno del PNV, se desmarcó recientemente de la idea de comprar una de las plantas. Los socialistas aseguraron que la decisión no está en su pacto de gobierno y que en el caso de que la idea «siga adelante, solicitaríamos una consulta entre los residentes». En cualquier caso, el pleno deberá adoptar la decisión definitiva. Los jeltzales suman 9 de los 21 ediles y tendrán que convencer a otro grupo, ya que la oposición, que venía denunciando desde hace al menos un año la intención de adquirir una planta de este espacio, rechaza la compra. Se trata de un «rescate», según EH Bildu, que considera que puede suponer un «trato de favor» hacia la empresa, ya que la inversión en las 96 plazas - antes se hablaba de hasta 120- permitiría a la firma «costear gran parte de las obras. Y un informe demoledor de los técnicos advierte que sería ilegal al vulnerar los principios de igualdad, transparencia y publicidad», expuso la portavoz, Ana Crespo. Toda la oposición apuesta por invertir en aparcamiento, pero sin comprar plazas a una empresa.

 

Fotos

Vídeos