Decenas de personas condenan la paliza sufrida por un hombre en fiestas de Plentzia

Concentración de condena./EH BILDU PLENTZIA
Concentración de condena. / EH BILDU PLENTZIA

El Ayuntamiento de la localidad ha condenado la agresión, que se produjo cuando la víctima trataba de ayudar a dos chicas que se sentían acosadas por seis individuos

HELENA RODRÍGUEZPLENTZIA

Decenas de vecinos, responsables políticos y amigos se han solidarizado este martes con Josu M., el hombre que el pasado domingo, entorno a las siete de la mañana, recibió una paliza por parte de seis individuos en las fiestas de Plentzia. Como consecuencia de la agresión, la víctima, que fue evacuada al hospital de Urduliz, sufrió la rotura de dos costillas, varias contusiones y un corte en la cara. Entre los asistentes, la alcaldesa Elixabete Uribarri, así como varios miembros del equipo de gobierno (PNV) y de la oposición (EH Bildu).

Precisamente a media tarde, el Ayuntamiento de la localidad ha emitido un comunicado de condena en el que expresa «su total y firme rechazo ante esta y cualquier otra manifestación de violencia». «Esta institución insiste en su compromiso por seguir trabajando para lograr unas fiestas con cero agresiones», zanja el documento.

Tampoco han faltado representantes de la Sociedad Deportiva Plentzia donde juegan la víctima y su hijo. Precisamente, los hechos se produjeron cuando salía de su turno en la txosna que la entidad deportiva pone en las fiestas de San Antolín de la localidad costera. Según su relato, a la altura del Hotel Palas dos chicas le pidieron ayuda «porque varios hombres las estaban persiguiendo». Tras indentificarse como hermano de una de las mujeres, fue atacado por el grupo, «seis hombres marroquíes», según su testimonio. Además de las costillas rotas y las contusiones Josu M. detalla que los agresores le cortaron «debajo el ojo, con una navaja o un cúter» por lo que han tenido que darle «cinco puntos de sutura».

Tras recuperarse del incidente, la víctima interpuso una denuncia «el lunes por la tarde», según confirmaron ayer fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco. Las autoridades han abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Más información