22 comerciantes de Berango cierran en la inauguración de su calle para quejarse de la obra

La reforma de la vía ha costado 1.5 millones. /AYUNTAMIENTO DE BERANGO
La reforma de la vía ha costado 1.5 millones. / AYUNTAMIENTO DE BERANGO

Echarán la persiana durante una hora para «plantar» al gobierno local porque aseguran que la reforma de Sabino Arana les ha afectado

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA

Los comerciantes están molestos. Y piensan dar plantón al equipo de gobierno municipal cuando acuda hoy a la calle Sabino Arana a inaugurar la primera fase de las obras y la plazoleta que han dedicado al grupo de danzas local Simón Otxandategi, con 75 años de andadura. 22 de los 26 comercios ubicados en la calle Sabino Arana, la arteria principal de la localidad y donde están la mayor parte de los servicios del municipio, cerrarán sus puertas durante el acto que tendrá lugar a las 18.00 horas.

Los afectados aseguran que «no tienen nada que celebrar» después de «meses y meses de obras, cambios, cierres de carretera y demás contrariedades». Una situación que «ha supuesto muchos perjuicios para nuestros locales». El plante está programado por espacio de una hora en la que echarán las persianas y de antemano piden a su clientela «disculpas por las molestias».

Los comerciantes se quejan del resultado final de estas obras presupuestadas en casi 1, 5 millones de euros a cargo de las arcas municipales. «Ha quedado bonito pero poco práctico y peligroso», resumieron. Y piden soluciones. A su juicio, las deficiencias se centran en la falta de «separaciones físicas entre las aceras y el vial», o la proximidad del bidegorri con la zona de aparcamientos. «Para bajarse del coche e ir a la acera, tienes que cruzar por el carril-bici y ya habido algún accidente». Por ejemplo, los propietarios de la Frutería García y de la Peluquería Models, denunciaron hace un tiempo que les perjudicaban «los contenedores de basura. Nos han tapado la fachada de nuestros negocios, al margen del olor que debemos soportar».

Aparcamientos

La titular de la Farmacia Pilar de Eguia, mientras, se quejó de que «no hicieron ni caso a mi petición avalada por más de mil firmas para instalar un aparcamiento frente al establecimiento facilitando la accesibilidad». Recordó que su negocio «es un centro sanitario al que viene gente mayor con problemas de movilidad y no tienen dónde estacionar un momento para adquirir medicinas. Los aparcamientos se encuentran en la otra punta de la calle».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos