Dos colegios de Getxo y Erandio se suman a un plan pionero 'antibullying'

González Bellido, en su visita a Erandio./BORJA AGUDO
González Bellido, en su visita a Erandio. / BORJA AGUDO

Larrañazubi y Jado, además del centro bilbaíno Maristak, lo ponen en marcha junto a los psicólogos de Bizkaia

Eva Molano
EVA MOLANO

El acoso escolar puede marcar de por vida a los pequeños. Por eso, los colegios de Larrañazubi en Getxo y de Jado, en Erandio, van a sumarse a un proyecto pionero contra el maltrato en las aulas, que ya el año pasado se implantó en el colegio Alazne de Cruces, en Barakaldo. Fue el primero de Euskadi en estrenar esta metodología, que también asumirá este curso el centro Maristak de la capital vizcaína. ¿Y de qué se trata? El programa TEI, –tutorías entre iguales–, es único a nivel mundial porque los alumnos mayores aprenden a tutorizar a sus compañeros más pequeños. Con la colaboración del Colegio Oficial de Psicología de Bizkaia, los estudiantes de estos nuevos centros que se suman al plan se convertirán en los tutores de los que están dos cursos más por debajo para guiarles y ayudarles si tienen algún problema sin tener que recurrir a un adulto, mejorando la convivencia y previniendo casos de bullying.

Eso los convierte en protagonistas de los procesos de prevención del acoso y además, les empodera como referentes de los más pequeños. Es decir, se trabaja poniendo la solución en manos de los propios estudiantes. Esta especie de 'hermano mayor', mejora el clima de convivencia escolar y desbarata la ley del silencio que en ocasiones puede imperar entre ellos.

Antes de implantar el programa, el colegio de Erandio ya invitó el curso pasado a Andrés González Bellido, profesor y catedrático de Orientación Educativa, que, además de psicólogo, es impulsor del programa, desarrollado en el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona.

Protagonistas

Desde su puesta en marcha hace 17 años este método se aplica ya en más de 1.000 centros educativos de Infantil, Primaria y Secundaria. La diferencia respecto a otros similares radica en que «el protagonismo es de los alumnos pero no como vigilantes. El mejor camino es la concienciación para prevenir antes que lamentar», expuso entonces González Bellido a los padres. Este programa es le de mayor implantación en España y por el mismo han pasado más de un millón de alumnos desde su puesta en marcha en el curso 2002-03.

También se imparte en centros sudamericanos y en Estados Unidos e Inglaterra. El 100 % de los que lo introducen en las aulas continúan desarrollándolo. En palabras de sus impulsores, gracias al TEI «desaparecen en un 95 % las situaciones de acoso, las agresiones físicas se reducen a la mitad y mejora el clima de convivencia en el centro».

 

Fotos

Vídeos