Clemente y Dani, embajadores de honor en las putxeras de Loiu

Dani y Clemente en una imagen tomada en 2016./ IGNACIO PÉREZ
Dani y Clemente en una imagen tomada en 2016. / IGNACIO PÉREZ

La localidad aspira a superar este año las 134 ollas presentadas en 2018, cuando se estableció un nuevo récord de participantes

T. BASTERRA LOIU.

En Loiu se respira fútbol. El pasado año el municipio conmemoró el 75 aniversario del club local y este 2019 arranca también de una forma muy balompédica. Dos referentes de este deporte en Bizkaia serán nombrados embajadores de honor de la que es una de las principales citas gastronómicas de esta localidad. Se trata de Javier Clemente y Dani Ruiz, historia viva de los años más gloriosos del Athletic y a quienes se ha elegido para dar lustre y relevancia a las putxeras de Loiu, un campeonato que año a año va ganando prestigio y participantes y que en 2018 reunió ya 134 ollas presentadas, un nuevo récord. De hecho fuentes municipales aseguran que este concurso, que en unas semanas celebrará su octava edición, ya se ha situado en el tercer lugar entre los populares de la región tras los de Balmaseda y Sopela.

Las putxeras de Loiu se celebrarán el 26 de enero, pero unos días antes tendrá lugar la presentación de la cita gastronómica. Será el viernes 18 a las 19.30 horas en el Hotel Loiu. Allí estarán el alcalde, Josu Andoni Begoña; la directora del concurso, Mari Jose Mentxaka, y los embajadores de honor, Javier Clemente y Dani Ruiz.

Las personas que acudan a la cita podrán ir abriendo boca. Y es que ese día también estará presente Izaskun Aurrekoetxea, la ganadora de la pasada edición del certamen. Ella tratará de repetir aquella putxera con la que se llevó el premio en 2018.

En los próximos días se irán conociendo más detalles del certamen, como el importe de los premios, los horarios de presentación de las ollas y de entrega de los premios, o la animación prevista que acompañará a los participantes durante la jornada. Lo que ya saben los vecinos de Loiu es que el próximo 26 de enero tienen una cita con uno de los platos más tradicionales de la cocina vasca: unas buenas alubias.