Desmantelan una plantación de marihuana en Sopela que explotaba a inmigrantes en condiciones infrahumanas

Imagen del invernadero hallado en marihuana. / POLICÍA NACIONAL

La Policía detuvo a cinco personas y se incautó de 2.180 kilogramos de esta planta en un invernadero de la localidad

IÑAKI JUEZ

La Policía Nacional localizó el pasado 3 de julio una plantación de marihuana en un invernadero de Sopela. En la operación antidroga, se intervino 2.180 kilogramos de esta planta y se detuvo a cinco personas encargadas de su custodia y mantenimiento.

Esta intervención policial es una de las más importantes de los últimos tiempos en Bizkaia, tanto por la cantidad como por la especialización y automatización de la plantación, con la que se pretendía obtener varias cosechas al año. El cultivo desmantelado tenía capacidad para producir un centenar de kilos de esta sustancia estupefaciente en ciclos de cosecha de entre dos y tres meses.

El invernadero se encontraba en una zona montañosa de muy difícil acceso para los viandantes y oculto entre la maleza. Tres extranjeros, originarios de Guinea Bissau, se dedicaban al cuidado de las plantas en condiciones infrahumanas y sin salubridad, rodeados de suciedad y ratas. Al frente de todos ellos, se encontraba un capataz que dirigía las operaciones, mientras que otra persona se había encargado del alquiler del terreno.

La actuación policial se realizó bajo la supervisión de la juez titular del Juzgado de primera instancia número cuatro de Getxo, quien presenció el desmantelamiento del invernadero. Finalmente, ordenó la prisión para cuatro de los cinco arrestados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos