Causan destrozos en el mobiliario urbano de Gorliz tras un concierto de la banda punk Vendetta

Los autores de los hechos quemaron contenedores, tiraron abajo varios urinarios móviles y destrozaron papeleras

EL CORREOBILBAO

La noche de rock acabó en vandalismo. El concierto de este viernes por la noche del grupo punk Vendetta en Gorliz terminó con importantes destrozos en el mobilario urbano, ocurridos al término del concierto de la popular banda navarra, en su gira de despedida. Según informaron testigos, un grupo de incontrolados prendió fuego a varios contenedores, abatió los urinarios móviles dispuestos con motivo de las fiestas patronales y causó daños en las papeleras del centro de la localidad.

«Ocurrió después del festival, aunque muy posiblemente lo ocurrido no tenga nada que ver con el público que acudió al concierto, porque se desarrolló con total normalidad y en medio de un ambiente festivo», destacó un vecino del municipio costero que vivió de cerca lo ocurrido. «Tenemos un problema de alcoholismo en la juventud», comentó. «Beben en exceso, no controlan y, al final, tenemos que pagar entre todos, sin darse cuenta de que el dinero que se dedica a reponer el material dañado son servicios que perdemos todos», protestó.

Los destrozos se produjeron entre las tres y las cuatro de la madrugada. Un grupo de jóvenes, al parecer en estado de embriaguez, comenzó a dar voces, mientras se dedicaba a destrozar todo lo que encontraba a su paso. «Vivo muy cerca del centro y sé que los sucedido tiene que ver con el problema de consumo de alcohol entre los jóvenes que tenemos en Euskadi», añadió. «El Gobierno vasco está trabajando en ello, pero no sé de que manera podemos acabar con todo esto».

Los vecinos expresaron su malestar por el ruido que provocó la algarabía. «Hay chavalitos que se piensan que la calle es suya; no se dan cuenta de que reparar los destrozos supone dedicar menos dinero a otras necesidades del municipio», dijeron.

Temas

Gorliz