300 carros de la compra repletos de solidaridad

Representantes del Banco de Alimentos y Supermercados BM. /I. S.
Representantes del Banco de Alimentos y Supermercados BM. / I. S.

Un vecino anónimo de Getxo dona 6.050 euros al Banco de Alimentos de Bizkaia

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA GETXO.

Arroz, aceite, garbanzos o galletas, junto a otros productos de primera necesidad hasta completar 300 carros de compra, se entregaron ayer en el supermercado que la firma BM tiene en Aiboa al Banco de Alimentos de Bizkaia. Una donación fruto del altruismo de un vecino de la zona que desde hace cinco años entrega un cheque de 6.050 euros para ayudar a los más necesitados.

El protagonista de esta historia, que opta por mantenerse en el anonimato, asegura que «fue mi madre la que me inculcó la importancia de aportar a los demás y me gusta el bien común». Precisamente su progenitora «pasó una etapa en la que necesitó ayuda y cuando la situación cambió se dedicó a colaborar con los demás», detalla agradecido.

La curiosa cifra proviene de «una faena que me hicieron y la transformé en ayuda a otras personas». De todas formas «me he marcado donar el 10% de lo que gano anualmente». Finalmente, resta importancia a su bello gesto. «Hay otras personas o instituciones que hacen lo mismo que yo. En este punto recuerda que los empleados del Banco Santander «recolectaron 4.000 kilos de comida para cederlos al Banco de Alimentos. También pone otro ejemplo que él conoce bien: «El hijo de un amigo entregó todo el dinero que le dieron en su comunión».

La elección de este supermercado de Aiboa tampoco es casual. Él es un cliente habitual, como lo fue también su progenitora, y es un establecimiento en el que confía para transformar en productos alimenticios de primera necesidad la cantidad entregada. El presidente del Banco de Alimentos de Bizkaia, Luis Crovetto, explicó que el destino de esta importante donación serán «250 instituciones que atienden a 29.000 personas, de las que 6.470 son niños».

Crovetto, no dudó en calificar esta donación de «excepcional», ya que lo más corriente es que tanto empresas como instituciones y algún particular les hagan llegar ayudas que van de los 500 a los 2.000 euros, en especial en las fechas navideñas, «que es cuando cierran sus cuentas y conocen qué cantidad pueden entregar».