La carretera de la playa a Sopelmar tendrá 54 aparcamientos

Las obras , que todavía no han empezado, durarán ocho meses. / PEDRO URRESTI
Las obras , que todavía no han empezado, durarán ocho meses. / PEDRO URRESTI

El Consistorio ultima la adjudicación de las obras de mejora, que cuestan 613.000 euros y reducen las plazas de parking respecto al plan inicial

ALBA CÁRCAMO SOPELA.

La reordenación de la calle principal de Sopelmar, urbanización construida al borde del acantilado de Atxabiribil, ultima su periplo administrativo. Las obras para reformar la calle Kukullu, en el tramo que va desde la avenida del arenal hasta la rotonda superior, están en fase de adjudicación. Presupuestados en 613.000 euros y con un plazo de ejecución de ocho meses, los trabajos, que pretenden garantizar la seguridad de vehículos, ciclistas y peatones, afectarán a una barriada en la que residen 1.200 personas. En la actualidad, los vecinos utilizan a diario una conexión que acumula cuatro décadas sin actuaciones importantes y en la que sillas de ruedas y carritos de niños tienen que circular por la carretera.

En ese sentido, la Administración local construirá un itinerario compartido por peatones, ciclistas y vehículos motorizados a lo largo de 610 metros que enlazarán la vía ciclista localizada en las proximidades de la glorieta con la zona de la playa.

La calzada tendrá un mínimo de 5,5 metros, con una banda bidireccional de 1,6 metros para circular en bici. La anchura de la futura acera, por su parte, alcanzará los dos metros. En este tramo, que abarca aproximadamente los primeros 400 metros, hasta la curva anterior a la glorieta, la velocidad máxima será de 20 kilómetros por hora.

Además de la circulación, se mejorará el aparcamiento del tramo superior del vial convirtiéndolo en «calle residencial, con una convivencia plena de transeúntes, ciclistas y vehículos», precisan desde el Ayuntamiento. En este caso, se priorizará a los peatones y la velocidad máxima para vehículos será de 10 kilómetros por hora. Se habilitarán un total de 54 plazas para turismos, en línea, dispuestas ambos lados de la calle.

El Consistorio contrastó con los residentes dos opciones de rehabilitación para que optasen por una de ellas. Y es que muchos de ellos se oponían a uno de los proyectos porque contemplaba crear casi el doble de plazas de aparcamiento, algo que, en su opinión, causaría más tráfico y contaminación especialmente en verano, cuando la cercana playa, y también los estacionamientos de Sopelmar, se llenan de visitantes.

Mejora de la iluminación

Los trabajos irán de la mano de otras mejoras en la zona, como por ejemplo la adecuación de infraestructuras como arquetas de las redes de pluviales y fecales y la reubicación de las canalizaciones de telefonía y energía eléctrica. Asimismo, se aprovecharán las obras para renovar la red de alumbrado con la instalación de equipos de tecnología led y columnas de aluminio de seis metros de altura.

En los últimos años el Ayuntamiento de Sopela ha acometido diversas mejoras de la movilidad peatonal y ciclista, acompañadas por acciones de tranquilización del tráfico rodado. Destacan, entre otras la adecuación de la avenida Atxabiribil o el proyecto de construcción del bidegorri de Gatzarriñe.