El Ayuntamiento de Getxo y URA inician la limpieza del Gobela y del humedal de Bolue

El pantano de Bolue es el único humedal costero de agua dulce de Euskadi. /PEDRO URRESTI
El pantano de Bolue es el único humedal costero de agua dulce de Euskadi. / PEDRO URRESTI

Las intervenciones han estado paralizadas desde mayo para respetar los procesos de reproducción de las especies de aves y peces

TXEMA IZAGIRREGETXO.

La temporada de cría de aves, reptiles y peces marca el calendario de limpieza de los ríos. Entre mayo y septiembre los cauces no se tocan, más si se trata de espacios de especial interés como en el caso del Gobela y del pantano Bolue, el único humedal costero de agua dulce de Euskadi. Una inactividad que beneficia unos pero que llena de preocupación a otros. «Han saltado las alarmas entre los vecinos del Gobela por la falta de mantenimiento», se queja un portavoz de Auzokideok, la plataforma que aglutina a varias asociaciones de residentes getxotarras.

Desde la última limpieza, la vegetación ha crecido hasta niveles que los vecinos temen que puedan ser problematicos. Creen que en caso de lluvias torrenciales existe «peligro» de inundaciones y advierten de que los desbroces «no se llevan a cabo como es debido». Desde el Ayuntamiento recuerdan que el parón es obligado, entre otras cosas porque son fechas de desove para el pez espinoso, protegido por ley.

«El calendario de limpieza de ríos que se realiza en el municipio consiste en tres actuaciones anuales en el Gobela, no actuando los meses desde mayo a septiembre debido a la cría de aves, así como a cría de pez espinoso», detallan. El proceso ha arrancado esta misma semana frente al instituto Julio Caro Baroja.

Insisten en la Administración local que «la limpieza de residuos del río se realiza inmediatamente» si se detectan residuos puntuales. En ese caso también hay diferencias entre Ayuntamiento y plataforma. Desde Auzokideok protestan porque han permanecido semanas sin retirar del cauce cuatro carros de plástico de los utilizados en los supermercados para realizar la compra. «El estado del cauce, llanuras de inundación y del pantano Bolue es lamentable», denuncian. Se quejan de que en el caso del humedal «la situación es dramática: las láminas de agua han desaparecido prácticamente y está cegado por los lodos». También añaden que la situación en que se encuentra la vegetación ha permitido la proliferación de las especies invasoras. Como ejemplo ponen que «el plumero de la pampa invade actualmente lugares en los que crecía el junco, restándole terreno».

Menos plumeros

En el Ayuntamiento de Getxo aseguran que se sigue con el calendario estipulado. «En relación a las plantas invasoras, señalar que a finales de septiembre se realizan los tratamientos oportunos en las zonas donde se ha detectado su presencia». Incluso apuntaron que «en la cuenca del Gobela, su número ha descendido enormemente debido a las actuaciones de los últimos años, detectándose muy pocos ejemplares a tratar este año».

La Administración local y Agencia Vasca del Agua (URA) firmaron un protocolo de colaboración en 2016. El acuerdo contempla realizar un desbroce de toda la llanura de inundación desde el instituto hasta el puente de la Avenida Leioa. A URA le corresponde realizar la actuación concertada este mismo mes.

También antes de que llegue octubre «se acometerán las actuaciones de descolmatación o retirada de residuos acumulados en el humedal de Bolue». En concreto, se efectuará en la llamada 'Balsa 1', paralela a la estrada Iturgitxi. El objetivo es «aumentar las láminas de agua». Esa labor también será realizada por la Agencia Vasca del Agua, según confirmaron fuentes municipales.