«Si el Ayuntamiento de Erandio compra parcelas del parking acudiremos a los tribunales»

Imagen de archivo de la construcción del aparcamiento. / I. S. L.
Imagen de archivo de la construcción del aparcamiento. / I. S. L.

Usuarios de un aparcamiento subterráneo de Astrabudua se revelan contra la intención municipal de convertir en público una parte del espacio

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

El centenar de propietarios de parcelas en el aparcamiento subterráneo de Astrabudua, están dispuestos ha llegar hasta el final en caso que el Consistorio adquiera entre 60 y 70 plazas para convertir una parte de la tercera planta en un aparcamiento rotatorio. En la última asamblea que han mantenido han llegado al acuerdo de «solicitar judicialmente», la resolución del contrato «con la devolución del importe de la compra y los gastos referentes a la parcelas si, finalmente, el Ayuntamiento compra los estacionamientos», aseguran los afectados.

Según sus cálculos, este reintegro podría alcanzar un coste de «más de un millón y medio de euros, no sabemos si estas cuentas le saldrán muy a cuenta a VUSA», la empresa promotora del estacionamiento origen de la polémica. Los titulares defienden que «no vamos a ceder en nuestro empeño para que nos entreguen lo que realmente hemos comprado. Un parking privado de uso privado», sentencian.

Para ello, se amparan en los pliegos de licitación de la obra redactados por los técnicos municipales donde «dicen claramente que se trata de un aparcamiento para residentes. Algo totalmente incompatible con realizar uno rotatorio». En definitiva, «el Ayuntamiento está obrando en contra de sus propias normas», expresan.

«Cuando adquirimos nuestras plazas la promotora VUSA, nos aseguraron que solo se iban a edificar dos plantas de carácter privado y no estaba prevista la tercera», asegura un portavoz de los afectados. Pero todo saltó por los aires en diciembre cuando el PNV que ostenta la Alcaldía, confirmó su intención definitiva de llevar a cabo esta operación justificada como una medida «mejorar la problemática de falta de estacionamiento en este barrio». En este proyecto se quedaron solos cuando el PSE, socio de gobierno, unió sus votos a la oposición sacando adelante una moción desestimando esta adquisición a cargo del erario público.

La base de esta negativa vecinal se debe al temor a que «cualquier persona puede entrar en el aparcamiento y eso supone una pérdida de intimidad y de seguridad». Además, tampoco entienden como «se pueden realizar un aparcamiento público en la planta más baja, cuando siempre está en la primera. Es todo un despropósito».

El estacionamiento de la polémica que se encuentra ubicado junto al Centro de Salud, arrancó con mal pie cuando hace dos años comenzó su comercialización, pero la escasa respuesta popular paralizó su venta. Un año después se retomó la operación con un precio intervenido entre los 12 y los 18.000 euros, dependiendo del tamaño y ubicación. Esta infraestructura se completará con un espacio de cerca de 2.000 metros cuadrados de zona de multideporte, una plaza, juegos infantiles, paseos y jardines.