Salen a licitación las obras de mejora de la Avenida de Los Chopos por casi dos millones

La avenida de Los Chopos cambiará de aspecto en los próximos meses. /E. C.
La avenida de Los Chopos cambiará de aspecto en los próximos meses. / E. C.

El objetivo es regular el tráfico en esta importante arteria y convertirla en un entorno más amable con los peatones

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Fadura cambiará radicalmente de cara con la remodelación de la Avenida Los Chopos, cuyas obras han salido a licitación por un coste cercano a los dos millones de euros con el IVA incluido. El objetivo principal será tranquilizar esta arteria, convertirla en más amable para los peatones, distribuir mejor el tráfico hasta la calle Salsidu mediante rotondas y habilitar un bidegorri.

El coste de la remodelación de este vial a lo largo de 900 metros lineales corre a cargo de la Diputación en su mayor parte al pasar de ser foral a municipal. Por eso este organismo contribuirá con 1,3 millones. Los pagará en dos años al prolongarse el tajo, de 10 meses de duración, durante 2020. El modelo escogido será parecido al de la calle Ollarretxe, que es la prolongación natural de este vial hasta El Redentor.

Algunas de las claves del cambio previsto consisten en ralentizar el tráfico habilitando un carril en cada dirección, en la mayoría del trazado. Se pretende también mejorar la distribución del tráfico con dos rotondas en puntos muy concurridos. Una de ellas estará a la altura del acceso rodado actual a piscinas y a frontones para agilizar el tráfico hacia las instalaciones deportivas, que cada día utilizan cientos de getxotarras. La otra rotonda estará en 'las dos uves', como popularmente se conoce a esta zona promovida hace décadas por Viviendas de Vizcaya.

En este caso se pondrán aceras a ambos lados, incluso en la zona más cercana al río, inexistente en la actualidad. La actuación afectará a 22.536 metros cuadrados, y las aceras pasarán de los 3.670 metros cuadrados de ahora a 4.687. También se incrementarán los aparcamientos hasta 70 plazas, 13 más de los que hay en la actualidad.

El diseño pretende, además, alejar lo más posible el vial de la zona habitada, de las inmediaciones de los edificios. Los tramos peatonales serán mucho más generosos, llegando a tener hasta 17 metros de anchura en algunas zonas. El alcalde de la localidad, Imanol Landa, explicó las pretensiones de un proyecto destinado a «favorecer la accesibilidad e incorporar la calle a la ciudad, convirtiéndola en más agradable y segura para las personas».

En realidad, la Avenida Los Chopos ha ido dejando de lado el protagonismo de los vehículos en todo su recorrido. Con la llegada de la democracia era una carretera peligrosa, muy transitada y con caravanas constantes al ser la salida natural de Getxo hacia Bilbao para muchos residentes de la parte baja de Algorta. La apertura del corredor de Uribe Kosta le restó tráfico, pero aún es un vial muy transitado en el que pesaba la herencia urbanística de priorizar a los vehículos frente a los viandantes.

Este último paso que se dará cambiará radicalmente ese 'sanbenito' que llevó a diseñar hace décadas un paso subterráneo que apenas utiliza casi nadie. Las mujeres lo han considerado como un punto negro en el mapa femenino de la ciudad. Pues ese paso se eliminará y las paradas de autobús serán accesibles al eliminarse las barreras actuales de Avenida Los Chopos 92.

Las mejoras incluirán la conexión por bidegorri con Ollarretxe. Para el responsable de Urbanismo, Joseba Arregi, una de las cuestiones importantes será lograr «una mejora estética y ambiental, además integrar Fadura con la nueva zona de Iturribarri, el futuro parque del polideportivo y Villamonte». Todo el proyecto tendrá tintes de sostenibilidad. Algunos ejemplos son que los recursos pluviales se utilizarán para regar, y estará mejor iluminada con bombillas de menor consumo eléctrico.

Temas

Getxo