El 88% de los asistentes a la escuela de padres de Getxo son mujeres

Una madre juega con su hija en un parque. / FOTOLIA
Una madre juega con su hija en un parque. / FOTOLIA

Se han abordado temas relacionados con la comunicación en la familia, prevención de drogodependencias, bulling o uso del móvil

TXEMA IZAGIRREGETXO.

La mayor parte del peso educativo de los hijos sigue recayendo actualmente en la figura de las madres, que son las más preocupadas por conseguir que la educación de los menores no se tuerza. Prueba de ello es que han sumado hasta el 88% de las 183 personas que han participado en los cursos organizados en las llamadas 'Escuelas para Familias' de Getxo.

Los temas abordados están relacionados con cuestiones muy diferentes, como la comunicación en la familia, inteligencias múltiples, prevención de drogodependencias y bulling, dependencia emocional en la adolescencia, y uso de móvil y nuevas tecnologías. «El objetivo es promover que las familias reciban una formación adecuada de cara a ayudar a gestionar las emociones que surgen durante la infancia y adolescencia de sus hijos e hijas», apuntaron desde el Ayuntamiento.

Incluso 51 de esas mujeres han realizado más de un curso. Se trata de sesiones amenas, en las que se abordan los temas que más preocupan a los progenitores de una forma práctica para que sean capaces de detectar los problemas y ponerles solución, o informarse sobre determinadas cuestiones.

Desde la Administración local informaron de que se ofertarán nuevos cursos y se publicará el nuevo número de la revista Seme-Alabak. Con este boletín se «pretende complementar la actividad formativa de la Escuela para Familias, como lo ha hecho durante el pasado curso, con los ejemplares sobre la empatía y el uso del teléfono móvil».

Esta iniciativa está destinada a los mayores, pero el Ayuntamiento ha impulsado también nuevos programas para los escolares como en años anteriores. En total, durante este curso se han beneficiado 6.311 estudiantes de unas actividades cuyo objetivo es «favorecer la adquisición de capacidades personales positivas (autorregulación emocional, valores...), propiciar la prevención y reducción de riesgos ante el uso inadecuado de sustancias, y promover un uso responsable de nuevas tecnologías».

De todo el abanico ofertado ha habido 2.583 alumnos de Educación Primaria y 1.093 de Educación Infantil, pertenecientes a 180 aulas de diferentes centros del municipio. Han tomado parte en diferentes programas y actividades sobre emociones, uso adecuado de redes sociales, valores y demás.

Por su parte, 1.730 de Educación Secundaria y 905 de Bachiller, de otras 107 aulas, han tenido la posibilidad de asistir a talleres sobre prevención de drogodependencias, riesgo alcohol y drogas, apuestas, juego on line o uso adecuado de las redes sociales, entre otras cuestiones.