500 alumnos de Getxo participan en un programa para prevenir actitudes machistas en el sexo

Niños de 10 y 11 años reconocen que el «alto contenido sexual violento de los videojuegos les afecta en su forma de ser»

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Fomentar unas relaciones sexuales igualitarias y saludables que desechen las actitudes machistas es uno de los objetivos del programa Sentiktuz, impulsado por el Ayuntamiento y puesto en marcha en once centros educativos de Getxo. Se trata de identificar cuáles pueden ser los comportamientos de riesgo que pueden producir el uso de las redes sociales, los teléfonos móviles y los videojuegos entre los niños con edades de 10 y 11 años en su futuro comportamiento sexual. El programa busca adelantarse a los problemas y facilitar a estos niños las herramientas necesarias en una edad temprana para evitar futuras conductas perjudiciales. Para ello se trabaja en los colegios e ikastolas, pero también es fundamental la implicación de las familias.

El programa se ha llevado a cabo con 480 alumnos del municipio. A través de sesiones de trabajo y talleres con los chavales se han extraído una serie de concusiones. Juegan muchas horas «a videojuegos con un alto contenido sexual violento y sexista» lo que, como reconocen algunos jóvenes, «les afecta en su forma de ser». Desde el Ayuntamiento destacan, a su vez, que durante estas jornadas se han realizado «muchas alusiones al tema de la sexualidad y la pornografía, unida a internet y las redes sociales».

Otro tema que trasladaron los estudiantes y sobre el que se pone el foco es el de la gestión de las emociones. Algunos incluso reconocieron que se autolesionan. Por todo ello los pequeños reconocieron, según destaca el Ayuntamiento, la «necesidad de contar con límites impuestos por las familias».

«Este tipo de temas se trabajan en los cursos organizados por la Escuela de Familias, por lo que animo a padres y madres a participar en ellos, para entre todos, esforzarnos por lograr el bienestar integral de nuestros hijos en un entorno de relaciones físicas y digitales», expresó la concejala de Servicios Sociales getxotarra, Elena Coria. Desde el Ayuntamiento se ha incidido en detectar y hacer frente, por medio de una reflexión crítica, a la «hegemonía masculina» que impera en la sociedad y que tiene especial incidencia en los videojuegos y la imagen que éstos proyectan de la sexualidad.

Otra de las líneas de trabajo que ha desarrollado el programa Sentiktuz es la relativa a la dependencia tecnológica. En este sentido los niños reconocieron que hacen un uso excesivo de las nuevas tecnologías. Respecto a las redes sociales los niños trasladaron durante las jornadas de trabajo, desarrolladas muchas de ellas, con juegos, que tener un perfil de manera privada es suficiente para navegar de forma segura por la red.