2.000 camiones cruzarán Urduliz para sacar la tierra del futuro aparcamiento subterráneo del hospital

Una excavadora carga en un camión tierra de la parcela en la que se está construyendo el aparcamiento para el hospital. /TXEMA IZAGIRRE
Una excavadora carga en un camión tierra de la parcela en la que se está construyendo el aparcamiento para el hospital. / TXEMA IZAGIRRE

La excavación arrancó hace un mes, se prolongará hasta primeros de marzo y dará paso a la construcción de la estructura del parking

TXEMA IZAGIRRE

Las calles cercanas al hospital de Urduliz están casi saturadas de coches a diario. Los vecinos son los primeros en sufrir las consecuencias de la escasez de aparcamientos que afecta a esta zona desde la apertura del centro sanitario. Para atajar ese problema el Ayuntamiento tiene en marcha desde hace poco más de un mes las obras de construcción de un parking subterráneo, justo en la parcela frente al Alfredo Espinosa. Contará con 278 plazas repartidas en tres plantas y en sus trabajos invertirá 5,4 millones de euros.

Se trata de un proyecto importante, algo que queda patente también en algunos datos de la obra. Para hacer el agujero que ocupará el aparcamiento las excavadoras van a retirar cerca de 20.000 metros cúbicos de tierra y rocas. Se necesitarán 2.000 viajes de camión para sacar de allí esta cantidad de sedimentos. «Dependiendo de si hay lluvias, la previsión de la empresa es acabar la excavación a finales de febrero o principios de marzo», explica un portavoz municipal.

Todo ese tránsito de vehículos pesados que cruza la localidad provoca molestias a vecinos y usuarios del hospital. También ensucia de tierra los tramos más cercanos de carretera. Para minimizar esto último «se está constantemente mangueando para evitar la acumulación de barro en la zona», explicaron fuentes de la adjudicataria, la unión temporal de empresas formada por Tecima y Viuda de Sainz.

Además, un par de operarios dan la entrada y salida a los camiones por la parte más próxima al Alfredo Espinosa, con la finalidad de ganar en seguridad tanto para los cientos de personas que atraviesan a pie por esa zona como para los automovilistas que circulan en busca de un lugar para estacionar en esta calzada, un vial que muere apenas unos metros antes del polígono industrial de Olabide, un área industrial situada en el vecino municipio de Sopela. La construcción de este tramo de carretera está pendiente de abordar, aunque es una de las cuestiones que el gobierno local de Sopela quiere abordar antes de que acabe el mandato.

El futuro parking subterráneo contará con una superficie de 2.444 metros cuadrados repartidos en tres plantas y con capacidad para 278 vehículos. Su apertura se antoja necesaria dada la falta de plazas de estacionamiento en las calles del entorno de un hospital con capacidad para 148 camas que aún no está a pleno rendimiento.

Sobre la superficie del aparcamiento se habilitará una plazoleta. En su parte central está previsto colocar una marquesina de más de seis metros de altura. Su función será la de ofrecer protección en casos de lluvia y también sombra durante los días soleados.

Las obras del aparcamiento de Urduliz fueron adjudicadas el pasado marzo a Tecima y Viuda de Sainz por 5,4 millones -el precio de licitación era de 7,2 millones-, aunque las máquinas no empezaron a trabajar en la parcela hasta el pasado noviembre. La actuación cuenta con un plazo de ejecución de 20 meses.

 

Fotos

Vídeos